TENDENCIAS
03/05/2018 08:50 CEST | Actualizado 03/05/2018 08:52 CEST

Los gigantes de la moda Gap, Zara y H&M renuncian a la lana mohair

Después de que la ONG animalista PETA difundiera un vídeo en el que se veía a cabras maltratadas.

Imagen de archivo de una cabra de angora.
GTRES
Imagen de archivo de una cabra de angora.

Gigantes de la industria textil como Gap, Zara, H&M y Topshop, han anunciado este miércoles que renuncian a la lana mohair, tras la difusión por PETA de un vídeo en el que se veía a cabras maltratadas, grabado según la ONG en Sudáfrica.

La organización de defensa de los animales afirma que este vídeo fue "grabado por un testigo" y "contiene imágenes registradas en enero y febrero de este año en 12 granjas diferentes" de Sudáfrica, país de donde proviene más de la mitad de la lana mohair vendida en el mundo. La ONG pidió a las autoridades de este país que abrieran una investigación.

En las imágenes se ven cabras de angora, cuya lana sirve para confeccionar jerséis, bufandas o mantas, que son arrastradas por los cuernos o las patas, levantadas por la cola y lanzadas al suelo por los esquiladores.

Este vídeo "incitó a numerosas empresas de moda internacionales, entre ellas el grupo H&M, Gap Inc., Inditex y Arcadia, a establecer una prohibición sobre la venta de mohair", indicó PETA en un comunicado.

Portavoces de estos cuatro grupos, contactados por la AFP, confirmaron que se han comprometido a excluir antes del 2020 esta fibra, conocida por su suavidad y ligereza.

El sueco H&M precisó sin embargo que utilizaba esta lana en sus colecciones en una proporción ínfima (0,044% de las fibras usadas), y para su rival español (Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home, Uterqüe) esta materia solo representa "un reducido número de productos".

"Ningún estándar creíble permite actualmente (proporcionar) una información transparente y controlable de la producción de mohair", afirmó un portavoz de H&M a la AFP, añadiendo que el grupo "continúa sus búsquedas sobre fibras alternativas".

"Inditex deplora las prácticas crueles en las granjas de mohair sudafricanas reveladas por PETA", declaró el grupo español, aunque precisó no tener "pruebas de la existencia de hechos parecidos a los denunciados por PETA en los centros ganaderos en los que se abastecen (sus) proveedores".

El gigante estadounidense Gap señaló por su parte "tomarse muy en serio la cuestión del bienestar animal" e indicó que la prohibición de mohair afectaba a sus marcas Athleta, Banana Republic, Gap y Old Navy.

El grupo británico Arcadia (Tophsop, Topman, Burton Menswear, Dorothy Perkins, Evans, Miss Selfridge, Outfit Kids, Wallis) también confirmó unas medidas similares y expresó su "preocupación ante el vídeo obtenido por PETA".

Estos dos grupos no detallaron sin embargo que proporción de artículos de sus marcas contenían esta fibra.

ESPACIO ECO