NOTICIAS
04/05/2018 12:14 CEST | Actualizado 04/05/2018 12:14 CEST

Diego Costa lleva al Atlético a la final de la Europa League (1-0)

Los de Simeone derrotan al Arsenal y se verán con el Olympique de Marsella en Lyon.

REUTERS

El Atlético de Madrid se clasificó para disputar la final de la Liga Europa tras imponerse al Arsenal por 1-0 en el encuentro de vuelta de las semifinales del torneo que se celebró en el Wanda Metropolitano.

Los rojiblancos lograron el tanto de la victoria al filo del descanso por medio de Diego Costa y en la segunda mitad tuvieron ocasiones claras para sentenciar el choque si bien sufrieron también los ataques de un Arsenal que buscó sin acierto el gol a través de varios acercamientos peligrosos.

Después del ejercicio de supervivencia en el Emirates con un 1-1 que supo a oro, el Atlético encaró con fe y convicción la que se tornaba como su primera gran noche en el Metropolitano, para citarse con Salzburgo o Marsella por el título. El Atlético esperó a Costa y el delantero no decepcionó. Un gol del hispano-brasileño calmó el ímpetu 'gunner' justo antes del descanso. La hinchada colchonera no falló y animó desde el inicio a los pupilos de Diego Pablo Simeone, quien vibró desde la grada cumpliendo con la sanción de la ida.

Con una enorme pancarta con el mensaje 'Rumbo hacia Lyon' y cantando el himno a viva voz, el ambiente recordó a las mágicas noches del Vicente Calderón. El conjunto rojiblanco se empapó de esa nueva mística del Wanda Metropolitano en los primeros instantes y Diego Costa estuvo a punto de abrir el marcador tras ganar una pugna a Laurent Koscielny. El disparo del ariete se marchó desviado.

El Arsenal, obligado a marcar, tampoco se amilanó así como los aficionados ingleses presentes en el feudo atlético, pero sus problemas crecieron con la lesión en el tobillo derecho del zaguero francés a los ocho minutos. El cuadro madrileño se encargó de minimizar todo tipo de errores a pesar de que los de Arséne Wenger, en la que terminó como su última noche europea con los 'gunners', rondara el área de Jan Oblak cada vez con más peligro.

El Atlético esperó para salir a la contra aprovechando las dudas del equipo inglés en defensa. Los últimos minutos del primer tiempo fueron de agobio rojiblanco sobre la meta de un David Ospina que no vivió su mejor noche. Koke y Antoine Griezmann comenzaron avisando pero fue Diego Costa, de nuevo al máximo nivel, el que abrió el marcador batiendo al guardameta colombiano.

En la reanudación, los de Germán Burgos esta noche no dieron síntoma de relajación, sobre todo en defensa, donde fueron un auténtico muro con unos incansables Vitolo y Griezmann en las ayudas. Thomas, reconvertido en lateral derecho por las bajas de Sime Vrsaljko y Juanfran, sufrió las acometidas de un Mesut Özil que comenzó a aparecer. El Arsenal no dio su brazo a torcer y Granit Xhaka obligó a Oblak a intervenir con un disparo desde lejos.

El choque entró en su fase definitiva con un Atlético buscando el segundo y un Arsenal sin darse por vencido. Con la entrada de Henrikh Mkhitaryan, los visitantes ganaron frescura. El armenio, con un potente disparo, rozó el empate para los suyos. Con las espadas en todo lo alto y con un Diego Costa exhausto, Burgos dio entrada a Fernando Torres para delirio de la afición. El 'Niño' vivió su última noche europea en el Metropolitano en busca de una nueva final para sumar su primer título como rojiblanco.

La empresa del conjunto londinense en los últimos minutos no fue fácil: marcarle un gol al Atlético en el Metropolitano, algo que ni Copenhague, ni Lokomotiv de Moscú ni Sporting de Portugal consiguieron. Finalmente, los rojiblancos resistieron sin sufrir para alcanzar Lyon, ciudad que puede guardar otra Liga Europa para los colchoneros, esa que ya alzaron en Hamburgo y Bucarest.

El Olympique, rival en la final

Su rival será el Olympique de Marsella, que eliminó al Salzburgo pese a perder 2-1 en el partido de vuelta. El 2-0 de la ida dio el pase a los marselleses.

Atletico de Madrid y Olympique Marsella disputarán el próximo 16 de mayo en el estadio de Lyon (Francia), una final inédita de la Copa de la UEFA/Liga Europa.

El conjunto rojiblanco tratará de conseguir su tercer título de esta competición continental tras los obtenidos en 2010 ante el Fulham inglés (2-1) y en 2012 contra el Athletic Club de Bilbao (3-0).

Para llegar a la final, este jueves eliminó al Arsenal inglés tras derrotarle por 1-0 en el partido de vuelta disputado en el Wanda Metropolitano.

Por su parte, el Olympique Marsella vuelve a la final de este torneo después de haber perdido dos de la Copa de la UEFA en 1999 contra el Parma italiano (3-0) y en 2004 contra el Valencia (2-0).

Los franceses lograron su billete para Lyon con un gol de Rolando en el minuto 116 de la semifinal disputada frente al Salzburgo y en la que se llegó a la prórroga.

El vencedor recogerá el testigo del Manchester United, que se impuso la pasada temporada al Ajax por 2-0 en Solna (Suecia).

El fútbol español es el gran dominador de este torneo bajo la denominación de Liga Europa gracias a los dos títulos del Atletico y los tres seguidos que logró el Sevilla (2014, 2015 y 2016), que ganó dos Copas de la UEFA en 2006 y 2007, por lo que es el club más laureado.

EL HUFFPOST CON NETFLIX