POLÍTICA
04/05/2018 12:46 CEST | Actualizado 04/05/2018 16:08 CEST

Rajoy dice que no habrá "impunidad" para los miembros de ETA y que no van a conseguir "nada" tras su disolución

Declaración institucional del presidente en La Moncloa: "La democracia ha vencido a ETA".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado, que no habrá "impunidad" tras la disolución de la banda terrorista ETA y que sus miembros no van a obtener "nada": los crímenes se seguirán investigando, los delitos se seguirán juzgando y las condenas se seguirán cumpliendo.

Rajoy ha hecho una declaración institucional en el Palacio de La Moncloa a las 13 horas un día después de que ETA anunciara oficialmente su disolución y a la misma hora que se desarrolla en Francia un acto para certificar su fin. "Hoy podemos decir con rotundidad que la democracia española ha vencido a ETA", ha enfatizado.

El presidente ha querido que sus primeras palabras fueran de recuerdo para las víctimas y ha afirmado que hoy no es un día de celebración, sino de recuerdo y homenaje de "los que no están con nosotros".

"Nada les debemos ni nada tenemos que agradecerles porque ahora hayan asumido su derrota", ha dicho sobre la banda, además de indicar que esa disolución es una "victoria patrimonio de todos los demócratas españoles".

Rajoy ha subrayado que no es un día "para pasar página" o "bajar los brazos": el Gobierno sigue comprometido en la lucha contra ETA y velará para que "no vuelva a suceder y nadie intente reescribir ese pasaje de la historia".

El jefe del Ejecutivo, además, ha avanzado que el Ministerio del Interior convocará en los próximos días una reunión del pacto antiterrorista entre los partidos, "el elemento de unidad de todos los que creemos en la democracia, la Justicia y en España".

El presidente ha invitado a toda la sociedad española a recordar a cada una de las 853 personas asesinadas por ETA: "No son una estadística, son personas únicas e irrepetible. Tenía, como todos, una vida ante sí, con tristeza, alegrías, esperanza y decepciones, pero no pudieron disfrutarla".

"Fueron asesinadas injustamente y cruelmente", ha relatado, a la vez que ha dicho que se deben recordar y también a sus familias. "Hoy, cuando ETA ha anunciado su disolución por fin, mi primer pensamiento es para las víctimas, sin distingos ni categorías. No hay lugar para las justificaciones", ha agregado.

REUTERS

"No hubo ni habrá impunidad"

Sobre el futuro después de la disolución, Rajoy ha sido claro: "No hubo ni habrá impunidad". El "fracaso inapelable de ETA", ha proseguido, es la "historia del fracaso de la violencia frente a la grandeza de la democracia". "Todos los demócratas velaremos por custodiar ese legado", ha añadido.

"No van a obtener nada por anunciar su disolución", ha mantenido el presidente, quien ha repetido que los "crímenes se seguirán investigando, los delitos se seguirán juzgando y las condenas se seguirán cumpliendo".

En este punto, el presidente también ha querido mencionar la labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad, además de la labor de jueces y fiscales y de los medios de comunicación. Y también ha resaltado la labor de la Corona, "siempre comprometida con la democracia y siempre cercana a las víctimas".

Asimismo, se ha acordado de los presidentes del Gobierno que le han precedido, y de sus ministros del Interior. "Su labor ingrata y poco reconocida rinde hoy sus frutos", ha indicado. Rajoy ha remarcado que es una "victoria" también "de los vecinos franceses que nos han ayudado".

"Desaparece ETA, pero no desaparece el daño que ha hecho y el dolor irreparable", ha continuado Rajoy, que ha comentado que "afortunadamente" los más jóvenes y los niños no saben ni recuerdan qué fue ETA, les parece algo "irreal e inconcebible". "Pero aquello ocurrió", ha rememorado.

Photo galleryLA HISTORIA DE ETA EN FOTOS See Gallery

EL HUFFPOST PARA HONEST