VIRALES
04/05/2018 08:37 CEST | Actualizado 04/05/2018 13:49 CEST

Rompe el hielo desvelando un secreto inquietante y su cita de 'First Dates' le responde con una intimidad sexual para salir corriendo

"A veces me masturbo viendo hentai (género manga y anime de contenido pornográfico)".

"Mi anterior cita de First Dates se enrolló con una amiga mía... pero salió mal por su culpa". Andrea, una madrileña de 19 años, repetía en el restaurante de First Dates con estos antecedentes.

Frente a ella tenía a Albert, un barcelonés de 21 años tímido, muy directo y que jamás había tenido una relación con una chica.

Para romper el hielo, Andrea puso sobre la mesa un dato de lo más inquietante: "Se me olvidan las cosas, pero no tengo ningún problema en la cabeza".

El chaval, lejos de sorprenderse con este avance sobre la salud mental de su cita, comenzó a sentirse cómodo en ese entorno con un toque surrealista y empezó a venirse arriba: "Tranquila, ni aunque tuvieses un problema, quién no lo tiene...".

La muestra de confianza del chaval hizo que Andrea se sintiese como pez en el agua y comenzó a abrir su corazón: "En verdad sí que lo tengo, pero no de memoria", planteó la chica.

Entonces, el chaval decidió que era una brillante idea profundizar en esa dinámica surrealista que había tomado la cita y, ni corto ni perezoso, soltó una bomba que probablemente habría echado a perder cualquier otra cita más 'normal': "A veces me masturbo viendo hentai (género manga y anime de contenido pornográfico)".

CUATRO

Pincha aquí para ver el momento en la web de Cuatro

La chica sonrió y le contestó con un "vale, me parece bien". Ante la cámara, Andrea reconoció que no le parecía mal esa preferencia onanista de su cita, "porque cada uno hace lo que quiere con su cuerpo y con lo que ve mientras toca su cuerpo", si bien incluso a ella le pareció "un poco raro".

Tras la confesión sexual de Albert, y con el surrealismo ya a flor de piel, Andrea respondió a su cita afirmando que era bisexual... Entonces, Albert se sacó de la chistera otra bombita: "Pues yo sólo he tenido relaciones con hombres. Seguimos yendo fuerte".

CUATRO

No conforme con esto, Andrea quiso ir más allá y preguntó a Albert qué le calentaba. "Que me digan cosas sucias por chat", respondió el chaval.

"Pues a mí me gusta morder y arañar a la gente, pero si me lo hacen a mí no me gusta porque me duele. ¿Sabes? Necesito morder carne humana, me encanta morder carne humana. Si muerdo plástico no me satisface", le soltó entonces la chica.

Con estos precedentes locos, locos, locos, todo hacía pensar que Andrea y Albert estaban hechos el uno para el otro. Sin embargo, aún quedaba la última sorpresa de la noche:

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

EL HUFFPOST PARA HONEST