POLÍTICA
07/05/2018 12:42 CEST | Actualizado 07/05/2018 12:42 CEST

Los exmiembros de la Mesa dicen a Llarena que actuaron amparados por su inviolabilidad parlamentaria

El juez del Supremo les comunica su procesamiento.

EFE

Cuatro exmiembros de la Mesa del Parlament de Cataluña, Lluís Guinó, Joan Josep Nuet, Anna Simó y Lluís Corominas, han comparecido a las diez de esta mañana en el Tribunal Supremo, donde habían sido citados por el magistrado Pablo Llarena para ser informados de su procesamiento por un delito de desobediencia relacionado con el 'procés' independentista en Cataluña .

Todos se han negado a contestar a la Fiscalía y resto de partes y han insistido en que pensaron que tramitaban las resoluciones parlamentarias cuestionadas amparados por la inviolabilidad parlamentaria, menos Nuet (Catalunya Sí que es Pot), que ha aclarado que únicamente apoyó dos de las seis resoluciones contrarias al Tribunal Constitucional (TC) que se le imputan si bien luego en el Pleno votó en contra de las mismas.

La única que no ha comparecido ha sido Ramona Barrufet (Junts pel Sí), que quiere hacerlo por videoconferencia por motivos de salud según ha solicitado su abogado, que ha presentado al juez documentos para acreditar dicha petición. Esta comparecencia por medios telemáticos aún no ha sido fijada por el juez.

Acusados de desobediencia

Llarena ha comenzado con Corominas, que apenas ha estado diez minutos frente al magistrado y los representantes de la Fiscalía, la Abogacía del Estado, la acusación popular y las defensas. Le ha seguido Guinó y Simó, que tampoco han permanecido más de cinco minutos en este trámite judicial.

Llarena les acusa de un delito de desobediencia por incumplir de forma "tenaz y perseverante" los requerimientos realizados por el Tribunal Constitucional para impedir la aprobación de las leyes del 'procés' que culminaron con la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) del pasado 27 de octubre.

Por su parte, Nuet (Catalunya Si que es Pot) ya había manifestado a las puertas del Supremo que no se siente ningún "delincuente", si no "representante del pueblo de Cataluña". Es el único que se ha sometido este lunes a las preguntas tanto de fiscal Javier Zaragoza como del representante de la Abogacía del Estado, si bien no ha querido contestar a los abogados de la acusación particular que ejerce Vox.

"Llevamos al Parlamento un debate político en un momento complejo -ha añadido-. Podemos evidentemente haber cometido errores pero ninguno de los errores que podamos haber cometido merecen una persecución criminal y vamos a explicarlo y convencer al juez de que, como representantes políticos hicimos caso a nuestro mandato democrático", ha añadido de entrar a declarar.

EFE

A lo largo de su intervención, que se ha extendido durante al menos 45 minutos, Nuet ha sido interrogado de forma muy "insistente", según fuentes presentes en la declaración por el fiscal Zaragoza sobre cada una de las iniciativas aprobadas por la Mesa relacionadas con el "procés". Según su versión, en ningún momento dice haber tenido conciencia de estar incumpliendo ninguna resolución del Constitucional, y que de hecho si bien aprobó la tramitación de dichas resoluciones luego en el Pleno votó en contra de las mismas.

Por su parte, y según las mismas fuentes, el propio magistrado Llarena ha insistido a este investigado por la razón de que nunca votara en contra, sino que simplemente se abstuviera en las resoluciones que daban trámite a las leyes de desconexión si después su voto en el Pleno iba a ser negativo. El actual parlamentario de Sí que es Pot le ha respondido que era porque la tramitación de las resoluciones le generaban dudas.

ESPACIO ECO