INTERNACIONAL
09/05/2018 16:48 CEST | Actualizado 10/05/2018 13:18 CEST

Corea del Norte libera a tres estadounidenses que mantenía retenidos

Washington había reclamado la liberación de los rehenes a Pyongyang como gesto de buena voluntad.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha anunciado este miércoles que los tres estadounidenses detenidos por Corea del Norte han sido liberados. Los tres expresos han viajado junto al secretario de Estado, Mike Pompeo, hasta Estados Unidos, donde han llegado este jueves y han sido recibidos por Trump y su esposa Melania en una base aérea a las afueras de Washington en la que han aterrizado.

Trump ha agradecido al líder norcoreano, Kim Jong Un, la liberación de los tres estadounidenses, que han dado muestras de su alegría sonriendo y alzando los brazos. Minutos después, Trump se ha dirigido a los periodistas. "Creo que esto será un gran éxito. Nunca se ha llegado tan lejos (con Corea del Norte), no ha habido una relación como esta", dijo Trump al referirse a la histórica reunión que mantendrá con Kim Jong-un en los próximos días.

"Realmente creo que (Kim Jong-un) quiere hacer algo y traer a su país al mundo real", añadió el presidente, que todavía no quiso revelar el lugar ni la fecha de la cumbre con el líder norcoreano, aunque algunas informaciones ya apuntan a que será en Singapur.

Jonathan Ernst / Reuters
Momento en el que los tres ciudadanos estadounidenses liberados por Corea del Norte descienden del avión recibidos por Donald y Melania Trump.

Los tres liberados son Kim Chul, Tony Kim y Kim Hak Song, los tres estadounidenses detenidos en el país asiático. Su liberación por el régimen norcoreano era esperada, toda vez que Washington la había venido reclamando como señal de buena voluntad por parte de Pyongyang de cara a la cumbre entre los líderes de los dos países.

ESPIONAJE

Kim Dong Chul fue condenado en abril de 2016 a 10 años de trabajos forzados por espionaje, mientras que Kim Hak Song y Tony Kim, que trabajaban para la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang llevan detenidos desde hace alrededor de un año, sin que estén claros los cargos que pesan en su contra.

Entretanto, Corea del Sur ha celebrado la liberación de los tres ciudadanos estadounidenses y ha aprovechado para pedir a Corea del Norte la liberación de seis surcoreanos a los que tiene detenidos el régimen norcoreano.

AFP
Donald y Melania Trump reciben a los tres rehenes liberados por Corea del Norte.

"Damos la bienvenida a la decisión de Corea del Norte de devolver a los tres cautivos estadounidenses", ha señalado en un comunicado el portavoz de la Presidencia surcoreana, Yoon Young Chan, que ha considerado que es "significativo el que los tres detenidos estadounidenses sean de descendencia coreana" y que será "un factor muy positivo el éxito de la cumbre" entre Trump y Kim.

Así las cosas, el portavoz ha confiado en que Pyongyang también proceda a liberar a los seis surcoreanos, tal y como solicitó el presidente, Moon Jae In, en su histórico encuentro con Kim el 27 de abril. "Esperamos una pronta liberación de nuestros ciudadanos para que pueda seguir propagándose la reconciliación entre el Sur y el Norte y el sentimiento de una primavera de paz que ha comenzado en la península de Corea", ha señalado el portavoz, según la agencia Yonhap.

Los seis surcoreanos incluyen a tres desertores norcoreanos y a tres misioneros cristianos que fueron secuestrados en 2013 y 2014, según este medio.

EL HUFFPOST CON NETFLIX