INTERNACIONAL
10/05/2018 13:31 CEST | Actualizado 10/05/2018 13:31 CEST

La candidata de Trump a dirigir la CIA promete que no reanudará los interrogatorios con torturas

"Apoyo el elevado nivel moral al que este país ha decidido comprometerse", ha dicho Gina Haspel ante el Senado.

Gina Haspel, la candidata del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para dirigir la CIA, ha prometido ante el Senado que bajo su mandato no se autorizarán técnicas de interrogatorio como las utilizadas tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, entre las que figura por ejemplo el 'waterboarding' o asfixia simulada.

"Apoyo el elevado nivel moral al que este país ha decidido comprometerse. Nunca jamás recuperaré un programa de interrogatorios", ha zanjado Haspel ante la Comisión de Inteligencia del Senado, precisamente tras ser cuestionada en las últimas semanas por su responsabilidad dentro de la CIA cuando se cometían las torturas.

Más explícita se había mostrado en las respuestas remitidas por escrito a la comisión, en la que aseguró que nunca apoyaría las "técnicas de interrogatorio mejoradas", a pesar de que defendió que gracias a ellas se había recabado información de Inteligencia "valiosa" para la lucha antiterrorista y la prevención de atentados, según el portal de noticias Politico.

Trump ha lamentado que su candidata haya sido objeto de críticas por ser "dura con los terroristas" y ha defendido la capacidad de quien sería la primera mujer en dirigir la CIA. En caso de ser confirmada por el Senado, asumiría el cargo dejado vacante por Mike Pompeo, quien ya ejerce como secretario de Estado de Estados Unidos.

Otro de los frentes abiertos para Haspel es la destrucción de las grabaciones de los interrogatorios a sospechosos de terrorismo, un protocolo que ella ha defendido de nuevo -"por supuesto", ha dicho- ante las preguntas de una senadora demócrata.

En este sentido, ha explicado que aunque ella nunca vio el contenido de dichas cintas sí sabía que en ella aparecían los rostros de agentes de la CIA, por lo que considera que su conversación habría sido "muy peligrosa" y terminar sirviendo a los intereses de grupos como Al Qaeda.

BAILE DE VOTOS

Haspel necesita 51 votos, justo los que tiene el Partido Republicano en la Cámara Alta del Congreso. Sin embargo, el senador republicano Rand Paul ya ha expresado su oposición y varios de sus compañeros han evitado posicionarse a la espera de la comparecencia de la candidata, por lo que la aprobación no está garantizada ya que ningún demócrata ha hablado a su favor.

La Policía del Capitolio ha evacuado a un manifestante durante la vista de este miércoles después de que se presentase en la sala al grito de "Sangrienta Gina", según la cadena CNN.