INTERNACIONAL
11/05/2018 10:28 CEST | Actualizado 11/05/2018 10:49 CEST

Francia pide a la UE pasar "de las palabras a los hechos" y afrontar a EEUU

Le Maire ha asegurado que Europa debe "preservar su soberanía económica" frente a las sanciones "extraterritoriales" anunciadas por Trump.

Stoyan Nenov / Reuters
El ministro de finanzas francés, Bruno Le Maire.

El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, ha elevado el tono frente a la amenaza de sanciones de Estados Unidos a las empresas que comercien con Irán, al tiempo que ha pedido a la Unión Europea (UE) que pase "de las palabras a los hechos" y plante cara a Washington.

En unas declaraciones a la radio Europe 1, Le Maire ha asegurado que Europa debe "preservar su soberanía económica" frente a las sanciones "extraterritoriales" anunciadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el momento de abandonar el acuerdo nuclear con Irán.

"¿Queremos ser los vasallos de Estados Unidos que obedecen al menor movimiento de su dedo?", se preguntó el ministro, que reunirá a sus homólogos de Alemania y el Reino Unido para preparar la respuesta.

Le Maire aseguró que está en contacto directo con el secretario del Tesoro de Estados Unidos para conseguir exenciones para las empresas francesas que comercian con Irán o una ampliación de los plazos en la aplicación de esas sanciones.

Pero, más allá de eso, el ministro galo aseguró que estudian una serie de medidas para contrarrestar la decisión de Washington.

En primer lugar evocó el "refuerzo" de un reglamento creado en 1996 para que las empresas europeas pudieran saltarse el bloqueo impuesto a Cuba y permitir que se aplique también al caso actual de Irán.

Le Maire aseguró que Europa debe también "reflexionar sobre la forma de dotarse de instrumentos financieros que le permitan ser independiente de Estados Unidos".

Una tercera medida, aseguró, pasaría por crear una oficina de control similar a la que tiene Estados Unidos y que permite a los ministros de Finanzas hacer un seguimiento de las empresas que no respetan las decisiones tomadas por las autoridades.