NOTICIAS
15/05/2018 12:26 CEST | Actualizado 15/05/2018 12:27 CEST

La escalofriante reflexión de Pepa Bueno tras la última matanza de Israel en Gaza

"¿Contención? ¿Con 58 muertos a tiros?"

YOUTUBE

"¿Contención? ¿Con 58 muertos a tiros?". La periodista de la Cadena Ser Pepa Bueno ha planteado una escalofriante reflexión sobre la matanza de palestinos a manos del ejército de Israel en Gaza.

"No se sabe si Trump sabe y actúa en consecuencia o no sabe y se trata de su irresponsabilidad habitual", ha expuesto Bueno, en referencia al traslado de la embajada estadounidense desde Tel Aviv a Jerusalén, "el corazón del conflicto".

En este contexto, "Hamás llama ya a una nueva intifada a los palestinos", mientras "la ONU y la mayoría de los países europeos —incluida España— se limitan a pedir a Israel contención y un uso proporcional de la fuerza".

En este sentido, Bueno se lamenta de que Europa no marque una "posición clara, nítida y diferente a la locura estadounidense": "Nada es fácil en este conflicto, pero nunca es más fácil marcar distancia que cuando hay una matanza de seres humanos de por medio", ha sentenciado.

Pincha aquí para escuchar el comentario en la web de la Cadena Ser

Otra vez una matanza de palestinos a manos del ejército de Israel en Gaza. Otra vez muertos que parecen valer menos que otros. Desde la Comunidad internacional se pide contención de la violencia. ¿Contención? ¿Con 58 muertos a tiros?

No se sabe si Trump sabe y actúa en consecuencia o no sabe y se trata de su irresponsabilidad habitual. Jerusalén no es un conflicto más. Es el epicentro de una tragedia que dura ya 7 décadas. Hace 70 años nació Israel y miles de palestinos fueron evacuados, murieron al resistirse a abandonar la tierra o tuvieron que exiliarse. Desde entonces la situación no ha hecho más que empeorar. Es ahí donde Trump ha metido la mano con el traslado de la Embajada estadounidense desde Tel Aviv. Justo ahí, en el corazón del conflicto.

Hamás llama ya a una nueva intifada a los palestinos. Las condenas del mundo árabe se multiplican, la ONU y la mayoría de los países europeos -incluida España- se limitan a pedir a Israel contención y un uso proporcional de la fuerza. ¿Proporcional? Con 58 muertos a tiros y casi tres mil heridos. ¿Cuántos hubieran sido proporcionales?

Europa asiste dividida a esta nueva tragedia. Rumanía y la República Checa se plantean incluso la posibilidad de trasladar también su embajada a Jerusalén. Los dos junto a Hungría y Austria, con la extrema derecha en la coalición de gobierno, fueron los únicos en celebrar ayer la apertura de la representación de Estados Unidos. Sólo Enmanuel Macron ha condenado explícitamente en un comunicado la violencia de Israel. Lástima porque Europa tiene una nueva ocasión de marcar una posición clara, nítida y diferente a la locura estadounidense. Nada es fácil en este conflicto, pero nunca es más fácil marcar distancia que cuando hay una matanza de seres humanos de por medio.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

EL HUFFPOST PARA AMSTEL