INTERNACIONAL
18/05/2018 16:46 CEST | Actualizado 18/05/2018 22:22 CEST

Un tiroteo en una escuela secundaria en Texas deja al menos 10 muertos

El suceso ha tenido lugar a las afueras de Houston. El supuesto autor del ataque, un alumno del centro, ha sido detenido.

Un nuevo tiroteo en un instituto estadounidense ha causado al menos diez muertos, la mayoría alumnos, y otros diez heridos, según ha informado el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott. El supuesto autor del ataque, que ha tenido lugar este viernes en un centro educativo de secundaria de Santa Fe, al sur del Estado, ha sido detenido.

El sheriff del condado de Harris, Ed González, ha asegurado que el sospechoso es un alumno de 17 años. Las autoridades locales han identificado al autor como Dimitrios Pagourtzis, un estudiante del centro educativo, según la cadena de televisión CBS.

Abbott reveló en una rueda de prensa que Pagourtzis obtuvo las armas del arsenal que su padre guardaba en el domicilio familiar. El joven habría disparado contra sus compañeros armado con un fusil de asalto, una pistola y varios artefactos explosivos, entre los que se encontraban cócteles molotov elaborados por él mismo.

Una segunda persona ha sido arrestada por su posible vinculación con el suceso, aunque no se ha aclarado cuál es su relación. Las autoridades han informado de que se han encontrado numerosos explosivos diseminados por el interior y el exterior del centro.

El sheriff ha informado en su cuenta de Twitter de que "hay varios muertos" debido al tiroteo. "El personal está tratando a los heridos. La información aún es preliminar, pero hay varios muertos", ha escrito González. En un tuit posterior ha señalado que hay una persona bajo custodia policial y que ha habido un segundo detenido. También ha informado de que un policía ha resultado herido.

La policía ha acudido a la escuela tras recibir el aviso de que un hombre se encontraba en su interior armado con una pistola, por lo que ordenaron el cierre total del centro educativo, y a su llegada, los agentes han logrado detener al sospechoso.

ARTEFACTOS EXPLOSIVOS

El Distrito Escolar de Santa Fe, en el sureste de Texas, ha confirmado el hallazgo de artefactos explosivos tanto dentro de la escuela secundaria de esa localidad como en los alrededores del campus: "Se han encontrado dispositivos explosivos en la escuela secundaria y en las áreas adyacentes. Debido a la amenaza de estos artículos explosivos".

Por el momento, los equipos artificieros mantienen el perímetro de seguridad en torno a la zona hasta que finalicen las labores de investigación, según la policía.

ALARMA DE INCENDIOS

Según revelan algunos estudiantes, a primera hora de la jornada oyeron la alarma de incendios y salieron corriendo de las aulas, momento en el que el tirador supuestamente había comenzado a disparar contra ellos.

"Sonó la alarma de incendios, salimos fuera y vimos a alguien disparando, así que corrimos todo lo que pudimos para alejarnos y protegernos en la gasolinera más cercana", dijo Angélica Martínez, de 14 años, en una entrevista con la cadena CNN.

El instituto de Santa Fe, en el área de Houston (Texas), tiene capacidad para 1.400 estudiantes y se encontraba en sus dos últimas semanas de calendario escolar.

La oficina del gobernador ha declarado que las banderas de Texas ondearan a media asta en todo el Estado hasta el próximo 22 de mayo en señal de respeto.

"DEMASIADO TIEMPO"

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha calificad de "terrible" el tiroteo, a la vez que ha lamentado que este tipo de sucesos "han estado ocurriendo por demasiado tiempo" en el país.

"Esto ha estado sucediendo por demasiado tiempo en nuestro país. Demasiados años. Demasiadas décadas ahora", ha afirmado Trump en un acto en la Casa Blanca poco después de que se conociese la cifra preliminar de víctimas. "Es terrible (...) Hoy es un día triste, muy, muy triste", ha agregado.

El mandatario ha subrayado que su gobierno "está determinado a hacer todo lo que está en su mano para proteger a los estudiantes" y "mantener las armas lejos de las manos de aquellos que suponen una amenaza para ellos mismo y otros".

El nuevo tiroteo se produce después del sucedido en febrero en una escuela secundaria de Parkland (Florida) en el que fallecieron 17 personas, y que provocó una ola de manifestaciones en el país para reforzar el control de armas, pero que finalmente no se concretó en ninguna legislación.

Trump ha defendido armar a algunos profesores de los centros educativos como medida para reforzar la seguridad de los estudiantes, propuesta que ha generado gran polémica entre la opinión pública estadounidense.

NOTICIA PATROCINADA