NOTICIAS
21/05/2018 08:38 CEST | Actualizado 21/05/2018 12:52 CEST

Un padre acusa al colegio Valdeluz de tapar los abusos sexuales del profesor

El acusado se enfrenta una pena de 69 años de prisión por 14 delitos de abusos sexuales.

EFE

El padre de una de las 14 niñas que supuestamente sufrió abusos sexuales del al profesor del Colegio Valdeluz de Madrid Andrés D.D. ha asegurado que en el centro sabían de los tocamientos pues "tapar las cosas raras era una tónica general" y más con un docente que era "el alma del colegio".

Lo ha dicho a los medios antes de comenzar el juicio contra el exprofesor, para quien la Fiscalía y las acusaciones particulares que representan a las familias de las niñas piden 69 años de prisión por catorce delitos de abuso sexual cometidos entre 2004 y 2014 en este centro y en la academia de música Siglo XXI.

Así, ha cargado contra el centro, que figura como responsable civil subsidiario en el procedimiento junto a la academia, al asegurar que "era una tónica más o menos general el intentar tapar las cosas raras".

Pero también contra el director y el jefe de estudios, quienes estuvieron imputados durante la fase de instrucción, si bien la causa fue finalmente archivada para ellos.

"En el colegio lo sabían, no me creo que no llegara a la dirección ni al jefe de estudios, ya que este hombre era el alma del colegio, la persona mas querida", ha afirmado el padre de una de las niñas, que ha añadido que "estaría bien" que tanto el director como el jefe de estudios estuvieran aquí hoy puesto que él está "convencido" de que sabían de los abusos sexuales.

Además, ha relatado que se enteró de los abusos cuando su hija se lo contó en unas Navidades, si bien los padres no denunciaron porque acudir ante un tribunal solos podría ser "devastador" para su hija.

Y aunque la familia optó por el silencio, informó al colegio, a la tutora y a otros padres de lo sucedido con su hija, quien supuestamente sufrió los abusos en la academia, donde también daba clases de música el acusado.

No cree al exprofesor

Del mismo modo, pidió a la tutora que su hija no tuviera más contacto con el docente, pues ella "tuvo serios problemas" aunque ahora "se encuentra muy bien" y espera una condena.

Además, ha dicho no creer en el exprofesor, único acusado del caso y detenido el 11 de febrero de 2014, que siempre ha negado los hechos. Tras pasar dos meses en prisión preventiva, fue puesto en libertad provisional por el juez instructor.

No obstante y para evitar a la prensa, el acusado ha llegado en coche a la Audiencia Provincial y ha entrado por el parking, de forma que, al ser la vista a puerta cerrada, se mantendrá al margen de los medios de comunicación.

Por otra parte, el abogado del colegio Valdeluz, Jesus Mandri, ha manifestado su "respeto total hacia las víctimas", pero ha defendido que no existe ninguna responsabilidad por parte del centro escolar, "ya que todos los hechos se produjeron presuntamente fuera de sus instalaciones".