POLÍTICA
21/05/2018 14:03 CEST | Actualizado 21/05/2018 14:04 CEST

Garridismo, día I: el 'reencuentro' en Sol de Santamaría y Cospedal y la ausencia de Ciudadanos

Lo que ha dado de sí la toma de posesión de Ángel Garrido como presidente de Madrid.

EFE
García-Escudero, Santamaría, Cospedal y Báñez

Hace veinte días, el patio de la Puerta del Sol era una 'selva' política. Sin Cristina Cifuentes, sin nombre para sucederla, con el PP en plena debacle, con Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal evitando sus miradas y sus palabras, con Ciudadanos presumiendo de encuestas...

Y este lunes ha arrancado oficialmente el 'garridismo' en la Comunidad. ¿Una nueva época? Ángel Garrido ya es oficialmente el presidente de la Comunidad de Madrid, tras prometer su cargo en un acto con un clima (algo) diferente al de hace poco menos de un mes. Con mesas hasta para desayunar. "Parece una boda", decía uno de los invitados.

En el mismo lugar se volvían a encontrar Sáenz de Santamaría y Cospedal. Mucha expectación por la foto. La ministra de Defensa era más madrugadora y aparecía a las 10.41, sin atender a los medios. Más tarde llegaría la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien sí se paraba para responder a los periodistas sobre la visita de Quim Torra a los independentistas encarcelados y la casa de Pablo Iglesias.

EFE

Unas breves palabras

Las dos eran conscientes de que esta vez no podía suceder lo mismo que hace unas semanas. Y el protocolo también. No había silla vacía en medio y las dos han posado un (poco) más sonrientes. También han intercambiado unas breves palabras, nada de una larga conversación. Más que recrear una amistad, han optado por evitar la máxima tensión cortante de hace unas semanas. Y siempre con la 'ayuda' de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, que intentaba hablar con las dos.

Al otro lado también estaba Pío García-Escudero, que ahora es el capataz del PP de Madrid por orden de Mariano Rajoy para poner orden. Al posterior cóctel se han quedado las dos, pero cada una en corrillos diferentes.

¿Dónde está Aguado?

En esas primera filas, no se veía a Ignacio Aguado, líder de Ciudadanos en Madrid. Sí estaban en la sala Ángel Gabilondo (PSOE) y Lorena Ruiz Huerta (Podemos). Los naranjas no han mandado a un primer espada hoy, en un momento en el que dominan las encuestas con claras opciones de ganar la Comunidad y el Ayuntamiento y eso que siempre hacen gala de una actitud institucional. Amén de haberle dado sus votos al popular.

¿Y por qué? Fuentes de Cs consultadas por El HuffPost dicen que Aguado no ha ido porque tenía una reunión con la Asociación de Víctimas del Terrorismo que estaba cerrada "desde hace semanas". "No vamos a cambiar nuestra agenda por una investidura que para nosotros es de trámite, esa reunión estaba ya prevista", han subrayado las fuentes. Han mandado a Juan Trinidad, vicepresidente primero de la Mesa de la Asamblea.

EFE

Una pequeña mención a Cifuentes

Garrido nunca se imaginaba que llegaría este momento, él mismo lo ha dicho en varias ocasiones. Siempre a la sombra de Cristina Cifuentes. Pero al final ganó la batalla interna tras la dimisión frente a otros candidatos preferidos en Génova. Mariano Rajoy ha optado por el relevo natural y por alguien que en teoría no va a hacer mucho ruido. Además, no tiene ganas de hacerlo.

La duda es si será un presidente de apenas un año y llegará luego un nuevo y potente candidato para mayo de 2019. Pero en el PP de Madrid algunos creen que tiene tiempo suficiente para asentarse y lograr consolidarse como referente en la Comunidad. Todo esto se produce apenas un día después de que el temido Ciudadanos presentará su plataforma ciudadana -a ritmo de Marta Sánchez-. Algunos de los presentes hoy en la toma de posesión comentaban en los corrillos que el acto no estuvo mal, pero que no había tanta gente y decían, además, que el auge de los de Albert Rivera tiene que ver también con el apoyo de los medios de comunicación.

El mayor apoyo en Génova de Garrido es precisamente Cospedal, que también respaldó hasta el final a Cifuentes. Después de la toma de posesión, los dos han ido juntos hasta el 'desayuno-aperitivo' en la otra zona de la sala. Había cola para hacerse fotos con ellos y cruzar algunas palabras. "Ve hacia allá que está Cospedal", decía uno de los asistentes.

Solo dos predecesores de Garrido han ido a arroparle en este momento solemne: Alberto Ruiz-Gallardón (PP) y Joaquín Leguina (PSOE). Los dos han entrado juntos, y no han hecho declaraciones. Era la primera vez que se veía en un acto público al exalcalde de Madrid y expresidente autonómico tras su imputación por el caso Lezo.

EFE

Y estaban también los consejeros esperando a saber si Garrido los renovará en sus puestos, los más solicitados: Engracia Hidalgo, Pedro Rollán, Rosalía Gozalo y Jaime de los Santos. Cada vez menos protagonismo para los asesores que en su día tuvo Cifuentes, hoy ya colocados en un segundo plano y algunos de salida. También se han acercado hasta la Real Casa de Correos los portavoces del PP en las Cortes Rafael Hernando y José Manuel Barreiro y la primera teniente de alcalde de Madrid, Marta Higueras.

Esta vez Garrido sí se ha acordado brevemente de su antecesora -su nombre no lo pronunció durante el 2-M-. "Debo agradecer su colaboración y apoyo a quienes han sido mis compañeros del Consejo de Gobierno durante esta Legislatura, a la presidenta Cifuentes, naturalmente, y a todo mi equipo y al personal de la Consejería de Presidencia, Justicia y Portavocía que ha trabajado junto a mí en este tiempo", ha indicado.

Y ha hecho también referencias fuera de la política: "Confío en sacar tiempo para mi familia y mis amigos, sin dejar por ello de trabajar intensamente por Madrid. Porque honestamente creo que en política no debe separarse la dimensión humana de la profesional, y que es positivo mantener las dos", ha subrayado en un discurso que escuchaban atentamente sus hijos.

Su mensaje para los medios nacionales: "colaboración y lealtad institucional" con la intención de "fortalecer" desde la región una España libre de "proyectos rupturistas".

Todos preparados para el año trepidante que queda antes de las elecciones. Y las obras junto a la Puerta del Sol en la calle Carretas siguen...

ESPACIO ECO