INTERNACIONAL
24/05/2018 16:03 CEST | Actualizado 24/05/2018 16:09 CEST

La petición de las irlandesas que no pueden votar en el referéndum del aborto

En Twitter ha surgido la campaña #BeMyYes [Sé mi sí].

Las mujeres irlandesas que, por vivir fuera de su país, no podrán votar este viernes 25 de mayo en el histórico referéndum sobre el aborto tienen un mensaje para el resto de irlandeses. Están pidiendo a sus familiares y amigos en Irlanda que voten 'Sí' en su nombre.

La pregunta a la que tendrán que responder los irlandeses es: "¿Aprueba usted la propuesta de enmendar la Constitución?". Según explica El País, "se trata de una enmienda que modifica la introducida en 1983 y permitiría el aborto sin restricciones en las 12 primeras semanas de embarazo y, hasta los seis meses, por prescripción médica en determinados casos extremos".

Barcroft Media via Getty Images
Las mujeres irlandesas que viven en el extranjero y están a favor de la libertad de elección piden a sus amigos y familiares que voten 'Sí' en el referéndum del aborto en su país.

Se espera que los irlandeses salgan a votar de forma masiva en este caldeado referéndum, el sexto que se celebra en Irlanda sobre esta cuestión. Con esta votación se decidirá si se deroga la restrictiva octava enmienda de la Constitución irlandesa, que brinda a los fetos y a las mujeres embarazadas el mismo derecho a la vida.

Mientras miles de personas de la diáspora irlandesa van a viajar de vuelta a casa para votar, las personas que lleven más de 18 meses viviendo fuera de Irlanda no tendrán derecho a votar.

Como consecuencia, las mujeres irlandesas a lo largo y ancho del planeta que quieren la legalización del aborto han empezado a compartir en Twitter mensajes de apoyo y ánimo para aquellos que sí pueden acudir a votar. La campaña se llama #BeMyYes [Sé mi sí].

NurPhoto via Getty Images
Quienes hacen campaña por el 'Sí' tapan los carteles de los grupos anti-aborto con banderas irlandesas y arcoíris frente al Parlamento irlandés.

La estudiante Aisling O'Connell escribe: "Al cruzar hoy tantos aeropuertos con mi sudadera a favor de la derogación he pensado en las nueve mujeres que tienen que viajar cada día", en referencia a las irlandesas que viajan todos los días a Reino Unido para abortar.

"No podré ir a casa para votar, así que pido a cualquiera que no tenga pensado votar que, por favor, sea mi sí", prosigue.

"La idea de tener que hacer ese viaje sola, lejos de casa y de la familia, resulta aterradora, y admiro enormemente a todas las mujeres que han sido lo suficientemente valientes para afrontarlo, para que, con suerte, a partir de este viernes ninguna de nosotras tenga que volver a hacerlo", afirma.

Audrey Bowman explica: "Llevo toda mi vida esperando este referéndum y estoy destrozada por no poder ir a casa a votar. Por todos mis compañeros irlandeses que viven fuera y no pueden votar. Por todas las mujeres que cada día tienen que cruzar una frontera para someterse a un aborto. #Bemyyes".

En la cola de embarque del vuelo de Ryanair en Gatwick, he intercambiado una mirada de solidaridad con la chica que llevaba pendientes y un pin del SÍ. Ella va a casa a votar y yo voy a casa a hacer campaña, ya que llevo mucho tiempo viviendo fuera. Este viernes 25 de mayo, por favor, #bemyYES

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Reino Unido y ha sido traducido y adaptado del inglés por Marina Velasco Serrano

NOTICIA PATROCINADA