TENDENCIAS
28/05/2018 11:25 CEST | Actualizado 28/05/2018 11:25 CEST

Iker Jiménez explica por qué hizo una gran excepción en el último 'Cuarto Milenio'

El presentador aseguró que estaba "emocionado".

CUATRO

Iker Jiménez, el presentador de Cuarto Milenio (Cuatro), hizo una gran excepción en la entrega de este domingo y permitió algo que no suele ocurrir en el programa: la presencia de público.

"Muchas personas me preguntan si se puede venir aquí, al plató de Cuarto Milenio, a ver el programa y es uno de los misterios de este espacio y es que no tenemos precisamente eso [...] Realmente físicamente es imposible", explicó Jiménez en la despedida del programa.

"Procuramos que haya un clima especial de reflexión e introspección [...] Intentamos todos estar más o menos concentrados. Eso hace que no tengamos público", añadió.

Sin embargo, un buen motivo le llevó a saltarse esa norma no escrita: "De vez en cuando, y por eso esta historia de esta noche, tenemos alguna visita... porque es imposible decir que no. Hoy ha venido un entusiasta seguidor de Cuarto Milenio. A mí me ha emocionado bastante su visita. Ha sido muy breve porque casi no hay tiempo [...] Ha estado al inicio un policía de Granollers. Yo le dije que viniese porque ellos hacen una campaña en Cataluña a favor de los niños, para conseguir fondos para los niños y el cáncer infantil".

La visita dio pie a Jiménez a marcarse un monólogo acerca de la labor de los cuerpos y fuerzas de seguridad y sobre los delincuentes habituales: "Comprendo muy bien su desesperanza: jugarse el tipo para detener a estas personas y que luego te los encuentres permanentemente en la calle [...] Algo está mal cuando se permite eso". Puedes ver la reflexión completa de Iker Jiménez aquí.