POLÍTICA
01/06/2018 13:17 CEST | Actualizado 08/08/2018 16:12 CEST

Así es Begoña Gómez, la esposa de Pedro Sánchez

Experta en captación de fondos para ONG, madre de dos niñas y pilar anímico "esencial" para el nuevo presidente del Gobierno.

EFE

Pedro Sánchez ya es presidente. Frente a los largos tiempos posteriores a los procesos electorales a los que estamos acostumbrados, el socialista va a ser el nuevo inquilino de La Moncloa en apenas un día. Con él desembarcarán en el palacio sus asesores, sus compañeros del partido... y su esposa y sus hijas. Una familia presidencial discreta que de pronto se verá debajo de los focos.

Begoña Gómez Fernández (43 años) es, ya, la nueva primera dama, aunque en España este título se use poco, teniendo en cuenta el papel superior de la reina (dos, en este caso). Como tal ha aplaudido desde la tribuna de invitados del Congreso, de nuevo vestida del rojo, el color al que recurre en los actos en los que aparece junto a su marido. Siempre está en los importantes.

Dicen sus allegados que el terremoto no la cogerá con el pie cambiado, que si hay alguien que ha creído en Sánchez durante su travesía del desierto ha sido ella. Gómez veía a su esposo ganando la moción en la que no toda la familia socialista creía, como lo sabía ganador en la pugna contra Susana Díaz. "Un apoyo esencial", como la llamó Sánchez, que siempre ha avalado en público su ánimo y su consejo.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

EFE
Begoña Gómez y Pedro Sánchez, en la presentación de la candidatura de 2015.

Su aparición en escena fue en 2015, cuando Sánchez presentó por primera vez su candidatura a la presidencia. Fue a lo grande, subiendo al escenario y posando ante una enorme y comentada bandera de España. Fue tendencia y carne de meme, incluso, por hacerle un photobomb a Íñigo Errejon (Podemos) en el debate que organizó El País en aquella campaña. Algunos barones del PSOE arrugaron entonces la nariz, criticando su excesiva presencia, pero pero más tarde sus apariciones públicas se hicieron contadas, discretas, acompañando al secretario general socialista a los Premios Goya o los Princesa de Asturias. No dejó de estar en los festejos por la victoria en las primarias, compartiendo alegría con los militantes en la sede de Ferraz.

Profesional de éxito

Su rostro y su nombre se hicieron sólo relativamente conocidos desde entonces porque, pasado el primer ardor de la novedad, ha ocupado más bien un segundo plano. Bilbaína criada en León, lleva al lado del líder de los socialistas desde hace 12 años. Se casaron en 2006, en una ceremonia civil que ofició la que fuera ministra de Exteriores y entonces concejal en Madrid, Trinidad Jiménez. El matrimonio tiene dos hijas, Carlota (11) y Ainhoa (13), a las que no se ha visto en público; actualmente viven en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, donde las crías estudian en un centro público.

Gómez es "inteligente y sensata", a juicio de Sánchez. Experta en captación de fondos para ONG, estudió Márketing y ahora trabaja en la firma Inmark Europa, una compañía dedicada al diseño y puesta en marcha de equipos comerciales externos, donde ostenta el cargo de directora de consultoría en outsourcing. Sus conocidos le aplauden sobre todo su conciencia social y su personalidad fuerte en el trabajo. Por ahora nadie pone en duda que seguirá yendo a su puesto.

"Flechazo"

Muchos llamaron de partida a Gómez "la Michelle Obama española", por el talante progresista de su esposo, por su manera de vestir y, sobre todo, por los arrumacos que se hacían en público y el enamoramiento del que hacían gala. Por ejemplo, ella confesó en el programa de Antena 3 de Susanna Griso que el gran secreto de su marido es que es muy romántico. "Me ha escrito cartas de amor. Lo tengo todo guardado en un baúl pequeño de madera", confesó. ¿Y cómo se conocieron? "Fui con unas amigas a una fiesta y allí coincidimos con un grupo de amigos que me presentaron a Pedro. Bueno, fue un flechazo, la verdad", comentó a Jesús Calleja en Cuatro.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

Sánchez, en otro programa de TVE, el de Bertín Osborne, añadió que siempre había sido un poco "bala", hasta que conoció a Begoña y ya no más. "No sabes la tabarra que le di. Tuve que empeñarme mucho, me lo puso muy difícil", ha admitido. Ahora, es su mejor asesora: "Hay una cosa de Begoña que me encanta, y es que no se dedica a la política. Es una profesional como la copa de un pino. ¡Pero Begoña me da mucha caña!", confesó.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

Al poco de conocerse, decidieron irse a vivir al piso que ella ya tenía en el madrileño barrio de La Latina. Y hasta hoy.

A la mujer de Sánchez le gusta el deporte y la música, una afición que comparte con el presidente. La habitación roja o Björk formarán parte, seguro, de la nueva banda sonora de La Moncloa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Pedro Sánchez, nuevo presidente del Gobierno

- Los gestos de la mujer de Pedro Sánchez mientras entrevistan a Errejón

- El 'zas' de Errejón que se ganó la mujer de Pedro Sánchez

- Banderas, baloncesto, tuits y leyes

EL HUFFPOST CON NETFLIX