NOTICIAS
03/06/2018 21:42 CEST | Actualizado 03/06/2018 21:42 CEST

Los Mossos identifican a los posibles agresores de la menor en la sala Razzmatazz

La discoteca ha entregado a la policía las grabaciones de las cámaras de seguridad que registran quién entra y sale de los 'backstage'.

Youtube

Los Mossos d'Esquadra han identificado a varias personas que podrían ser los autores de la agresión sexual a una menor en la sala Razzmatazz de Barcelona, han informado fuentes policiales a Europa Press.

La policía catalana investiga una supuesta agresión sexual en grupo sufrida por una menor durante la madrugada del pasado viernes en Barcelona, ha confirmado a Efe fuentes policiales.

El diario El Mundo publicó que la agresión se habría cometido en uno de los apartados de la sala Razzmatazz de la ciudad, donde la menor se encontraba con otro joven cuando entró un grupo de chicos y tres de ellos acabaron penetrándola sin su consentimiento.

El periódico detalla que una amiga de la víctima alertó a los Mossos d'Esquadra tras la agresión y que la acompañó al Hospital Clínic, donde fue atendida y permaneció hasta el sábado por la tarde.

Los Mossos no pueden facilitar datos sobre el suceso al ser la víctima de la investigación una menor y están trabajando para identificar a los presuntos agresores.

Razzmatazz, que es una conocida discoteca y sala de conciertos de Barcelona, una de la más grandes de la ciudad y situada en el barrio de Poblenou, ha asegurado este domingo que está colaborando con la policía para aclarar los hechos.

En un comunicado publicado en Twitter, Razzmatazz afirma que ha puesto "a disposición de las autoridades todos los medios necesarios para aclarar los hechos en el momento de tener conocimiento" y añade: "Queremos respetar la privacidad de la víctima y de la investigación".

"Pero por encima de todo -añade Razzmatazz- condenamos rotundamente los hechos denunciados" y recuerda que está adherida al protocolo contra las agresiones sexuales en espacio nocturno impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona denominado "No Callemos".

Por este motivo, la discoteca ha facilitado a la policía las grabaciones de las cámaras de seguridad que registran quién entra y sale de los backstage.

EL HUFFPOST PARA HONEST