NOTICIAS
06/06/2018 10:08 CEST | Actualizado 06/06/2018 10:10 CEST

La joven de Vilanova murió asfixiada y se investiga si hubo abusos

Esto es lo que se sabe sobre el caso.

EFE

La menor de 13 años encontrada muerta la noche del lunes al martes en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) murió por asfixia, según ha revelado la autopsia.

Fuentes cercanas a la investigación han señalado a Europa Press que no es seguro que fuera estrangulada, y se investiga si también sufrió abusos sexuales.

Este martes, los Mossos d'Esquadra han terminado el registro del domicilio del detenido. Hasta allí trasladaron al sospechoso para realizar una inspección ocular y más de un centenar de personas se concentraron en la calle en señal de rechazo a los hechos al grito de "asesino".

La Policía Local de Vilanova i la Geltrú arrestó este lunes por la noche al hombre, de 42 años, después de que dos tíos de la víctima hallaran sobre las 22.00 horas el cadáver en el domicilio donde vivía el sospechoso, en el mismo bloque de pisos de los abuelos paternos de la niña de 13 años.

Fueron sus tíos los que hallaron el cadáver

Mientras que uno de ellos se quedó con el sospechoso en la puerta, el otro entró a revisar las habitaciones: estaban todas abiertas excepto una, que estaba a oscuras y con un colchón fuera de lugar, debajo del cual halló el cuerpo sin vida de la menor, por lo que la Policía Local fue al domicilio y arrestó al hombre, que en ese momento gritó que no había sido él.

El cadáver tenía agresiones por arma blanca, según ha informado este martes el jefe de la División de Investigación Criminal de los Mossos d'Esquadra, Antoni Rodríguez, en una atención a los medios.

También ha indicado que el sospechoso tiene un antecedente policial por una detención por unas amenazas leves contra su expareja e hija.

Ha explicado que los hechos podrían haber estado motivados por una separación no amistosa y que se debió producir un requerimiento judicial al que no se presentó, por lo que fue detenido por orden del juez.

Movilizaciones de rechazo

El registro de los Mossos d'Esquadra en el domicilio del sospechoso iniciado sobre las 12.20 horas este martes ha transcurrido con más de un centenar de personas de todas las edades concentradas en la calle.

La policía ha hecho dos cordones policiales en los dos extremos de la calle desde el que los concentrados han condenado el presunto crimen al grito de "Asesino", "Que salga" o "Vamos a estar toda la noche, aquí te esperamos".

Entre las personas que han acudido a la movilización, había algunas que este lunes participaron en la búsqueda de la menor cuando aún se la daba por desaparecida.

Más de mil personas también se han concentrado este martes al mediodía en la plaza de la Vila para mostrar su rechazo a la muerte de la menor, ha informado el Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú en un comunicado.

La alcaldesa, Neus Lloveras, ha declarado a través de su cuenta de Twitter que las más de mil personas han hecho cinco minutos de silencio "porque no hay palabras para expresar el dolor y la consternación por la muerte de Laia'"

El consistorio ha decretado tres días de luto en la ciudad, se han suspendido todas las actividades previstas para este martes, y se ha sumado a una segunda concentración en la misma plaza convocada este martes a las 18.00 horas por colectivos feministas de la comarca del Garraf (Barcelona) y diversas entidades y asociaciones.

NOTICIA PATROCINADA