INTERNACIONAL
08/06/2018 11:18 CEST | Actualizado 08/06/2018 11:34 CEST

El difícil periplo de las mujeres migrantes: "Nos violan, pocas escapamos"

"No puedes vivir con miedo porque te mueres, tienes que vivir sabiendo que tarde o temprano te va a pasar", relatan las supervivientes.

Una migrante, recién llegada al puerto de Motril (Granada) tras ser rescatada en el Estrecho, en una imagen de archivo.
STR New / Reuters
Una migrante, recién llegada al puerto de Motril (Granada) tras ser rescatada en el Estrecho, en una imagen de archivo.

El informe Marruecos y las mujeres subsaharianas denuncia la "normalización" de la violencia sexual que sufren muchas mujeres migrantes en el camino "como un precio a pagar por su proceso migratorio". "A nosotras nos violan, eso es así. Pocas escapamos", relata una de las 101 mujeres entrevistadas para la elaboración de este estudio.

"No puedes vivir con miedo porque te mueres, tienes que vivir sabiendo que tarde o temprano te va a pasar", añade en una entrevista realizada el pasado mes de noviembre en Tetuán, en el marco de la investigación coordinada por Alianza por la Solidaridad y elaborada por la activista Helena Maleno.

El estudio expone las vulneraciones "graves" de derechos que padecen durante el proceso migratorio. De hecho, recalca que el "feminicidio" está presente en el relato de las mujeres, especialmente en el cruce en el Sáhara y en las fronteras, y destaca casos de "abusos sexuales, violencia física y psicológica".

Asimismo, el concluye que la normalización de ese tipo de violencia "es una adaptación para la supervivencia" de las mujeres migrantes que están "más expuestas" a sufrirla por el mero hecho de ser mujer.

También morimos más, de forma más fácil. En el desierto o en el agua, en cada cruce de frontera, si te quedas al borde del agua estás expuesta a más violencia por ser mujer. Cada hombre que ves ya sea negro o blanco, bandido o militar, puede convertirse en un agresor

Expuestas a más violencia

"También morimos más, de forma más fácil. En el desierto o en el agua, en cada cruce de frontera, si te quedas al borde del agua estás expuesta a más violencia por ser mujer. Cada hombre que ves ya sea negro o blanco, bandido o militar, puede convertirse en un agresor", asegura una de las mujeres entrevistadas para el estudio.

En declaraciones a Europa Press, Helena Maleno ha destacado que estas mujeres salieron de su país de origen buscando un "proyecto de vida mejor" tras pasar situaciones de violencia y pobreza y, sin embargo, su movimiento migratorio "las expone a otra violencia", como la prostitución o la mendicidad.

Buscan mejores condiciones de vida y quieren "ser independientes", pero en su camino las sitúan "entre los sentimientos de compasión y rechazo". "Pedimos ser tratadas como personas, ser apoyadas", sostiene una camerunesa en Casablanca entrevistada para esta investigación.

Tras entrar en Marruecos, por vía terrestre o aérea, pasan directamente a vivir en los bosques de Nador. Ahí, y en otros lugares, enfrentan al "riesgo de sufrir violencia sexual por parte de sus propios compatriotas". "Ser migrantes las expone a violaciones de derechos en las sociedades de tránsito y destino, pero también de sus propios compañeros de las comunidades migratorias", señala el estudio.

Racismo, clasismo, discriminación

Dicho documento también hace hincapié en "el racismo, clasismo y discriminación" que sufren por su condición de negras, su cultura o religión. "Cuando sales y te llaman negra por la calle, y te escupen. Mi hijo tenía una alergia, le llevé al hospital, y no le querían tocar", relata otra de las entrevistadas para el análisis.

A pesar de que la sociedad de tránsito las ve "negras, pobres, víctimas, prostitutas, analfabetas, o malas madres", ellas se ven "fuertes". "Hoy soy capaz de hacerlo todo, lo bueno y lo malo, En cierto modo me siento poderosa", asevera otra de las participantes.

Cuando sales y te llaman negra por la calle, y te escupen. Mi hijo tenía una alergia, le llevé al hospital, y no le querían tocar

El documento aporta una serie de recomendaciones para mejorar la acogida y escucha, la participación de estas mujeres, así como su protección. Además, aconseja que se le proporcione "atención integral con perspectiva de género".

Entre las medidas propuestas, destaca la necesidad de aumentar el número de mujeres subsaharianas en el seno de las organizaciones sociales como agentes de mediación, y mayor representación de mujeres migrantes en el seno de las comunidades y sus estructuras organizativas. En este sentido, Helena Maleno ha recalcado a Europa Press que la creación de un centro de acogida de emergencia en Marruecos es una "necesidad".

QUERRÁS VER ESTO

Helena Maleno: "Mañana puedes ser tú".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Violaciones, amenazas y abusos: así viven en Huelva las inmigrantes que trabajan la fresa

- Libia, el infierno donde se venden esclavos a 400 euros

- Niños, extranjeros, solos: radiografía de una desprotección alarmante

- #DefendiendoAMaleno, la campaña urgente para salvar a quien vela por los migrantes

El HUFFPOST PARA NETFLIX