NOTICIAS
12/06/2018 20:52 CEST | Actualizado 13/06/2018 11:11 CEST

Carme Chaparro denuncia lo que le ha pasado a una amiga de 20 años que se ofreció como niñera

"Son hermanos, padres, tíos, hijos, sobrinos, compañeros de trabajo. Están ahí. Y esto tiene que acabar".

NurPhoto via Getty Images

Carme Chaparro ha denunciado este martes en Yahoo Noticias el acoso que ha tenido que soportar una amiga suya de 20 años tras ofrecerse como cuidadora de niños por medio de un anuncio.

La periodista y escritora explica que Laura "quiere trabajar para poder ahorrar algo de dinero y no tener que depender de sus padres cuando en septiembre se vaya de Erasmus a estudiar en una universidad europea". Por eso, publicó este anuncio en una web de búsqueda de empleo:

"Hola, soy Laura y tengo 20 años. Me gustaría sacarme algún dinero cuidando a niños este verano y ofreciéndoles mi ayuda en todo lo que necesiten. Si conocéis a alguien a quien pueda intererarse, que contacto conmigo por favor. Gracias".

El mensaje, como subraya Chaparro, "no tenía nada de ambiguo". Sin embargo, Laura ha recibido algunas ofertas repugnantes, que la periodista relata y de las que acompaña capturas de pantalla. La primera de ellas es de "un chico joven" que ofrece a Laura "limpiar" su casa. Cuando la chica lo rechaza, él insiste: "Si cambias de idea, y quieres ganar 300 euros a la semana..."

Una hora después, la segunda oferta, todavía más repugnante. Otro hombre le ofrece 150 euros "por tomarse algo con él". "Es de buen rollo", dice el individuo. "Sí, claro. Prostitución de buen rollo", replica Carme Chaparro en su texto.

La tercera oferta es el cúlmen de la vergüenza. Un hombre escribe a la chica, que estaba buscando trabajo como cuidadora de niños, y le dice que está buscando una amante. "¿Qué les ha hecho pensar a estos tres hombres que el anuncio de una chica que busca trabajo de verano para cuidar niños es un anuncio de prostitución? Evidentemente, nada. Pero ellos lo intentan", reflexiona la escritora.

Su texto acaba con este llamamiento: "Todos esos hombres se creen con el derecho de acosar a una mujer. Y lo hacen sin pudor, ofreciendo dinero. Porque para ellos sólo somos un cuerpo. Si publicara aquí sus fotografías, quizá alguno de vosotros se llevaría una sorpresa. Porque están ahí, son hermanos, padres, tíos, hijos, sobrinos, compañeros de trabajo. Están ahí. Y esto tiene que acabar".

NOTICIA PATROCINADA