ECONOMÍA
12/06/2018 15:32 CEST | Actualizado 12/06/2018 21:40 CEST

Las pensiones volverán a subir de acuerdo al coste de la vida

La comisión del Pacto de Toledo liga la subida de las pensiones al IPC tras las masivas protestas de los jubilados.

Un manifestante con una pancarta que pide pensiones dignas en una concentración en Barcelona.
LightRocket via Getty Images
Un manifestante con una pancarta que pide pensiones dignas en una concentración en Barcelona.

Nueva victoria para los pensionistas. Las multitudinarias manifestaciones de jubilados, especialmente numerosas en Euskadi, lograron que el acuerdo entre el PP y el PNV para los presupuestos de 2018 incluyera una subida de las prestaciones para los nueve millones de beneficiarios. Este martes se han anotado un nuevo tanto, que supone también una victoria para el Gobierno de Pedro Sánchez.

Los diputados presentes en la comisión del Pacto de Toledo han llegado a un principio de acuerdo en la reunión que se ha celebrado este martes sobre la recomendación dos del Pacto de Toledo, que habla de la revalorización de las pensiones. Las negociaciones llevaban meses atascadas en este punto.

La evolución de las pensiones se ligará de nuevo al coste de la vida (determinado por el índice de precios al consumo). Este incremento según el IPC no se limitará a los años 2018 y 2019, que establecía el pacto entre conservadores y nacionalistas vascos, sino que pretende volver a convertirse en lo habitual.

Este acuerdo supone volver a la situación que existía antes de la reforma que aprobó el PP en 2013. La actual normativa establecía un índice de revalorización del 0,25% anual para las pensiones, en el caso de que la Seguridad Social estuviera en déficit. Los números rojos se han repetido en los últimos años. La Seguridad Social cerró 2017 con un déficit histórico, superior a 18.000 millones.

"Hemos constatado en el Pacto de Toledo la voluntad de volver al IPC para revalorizar las pensiones", ha destacado Mercè Perea, portavoz de los socialistas.

Diferencias en épocas de crisis y bonanza

A pesar de este principio de acuerdo, todavía existen discrepancias entre los grupos parlamentarios sobre si esa revalorización se debe aplicar siempre o se pueden hacer excepciones en épocas de crisis.

Por un lado, PSOE, Unidos Podemos, ERC y Compromís creen que las pensiones deben revalorizarse según el IPC siempre. En el otro bando, PP, Ciudadanos, PDeCAT y PNV apuestan porque las más bajas se liguen al IPC en época de crisis y las más altas no se vinculen a este índice, sino que se tenga en cuenta la evolución de la economía. Esta segunda posición ha sido defendida por Carles Campuzano, portavoz del PDeCAT en el Congreso.

"El bloque conformado por PP, Ciudadanos, PDeCAT y PNV defiende que habría que tener en cuenta otros factores tanto en época de crisis como de crecimiento. Ellos defienden una fórmula similar a la actual, que en la práctica implica que bajen las pensiones", ha explicado Ignasi Candela, diputado de Compromís en la comisión, a El HuffPost.

"El otro bloque consideramos que garantizar el poder adquisitivo significa IPC sí o sí y que, en todo caso, en el marco del diálogo social y siempre para aumentar el poder adquisitivo, se pueden tener en cuenta otras variables a considerar. Defendemos que el IPC es un indicador que es cíclico. En épocas de crisis, el IPC es muy bajo o cercano a cero. Por tanto, el IPC ya regula el gasto", ha asegurado Candela.

"Hay que garantizar el poder adquisitivo de los pensionistas a través de una revalorización vinculada a los precios, pero que al mismo tiempo tenga en cuenta la evolución de la economía blindando las pensiones más modestas y reclamando un esfuerzo solidario de los pensionistas más ricos, que se puede compensar cuando la economía vuelve a crecer", ha defendido Campuzano a El HuffPost.

El acuerdo llegará la semana próxima

Los portavoces de PSOE y Compromís, Mercè Perea e Ignasi Candela, han explicado que la recomendación segunda del Pacto de Toledo debatida este martes se cerrará la próxima semana. Previsiblemente se apostará por un texto flexible que vincule las decisiones al diálogo social. "La semana que viene se cierra este punto con los acuerdos que haya y con los desacuerdos que haya", ha señalado Candela.

"Hay ganas y predisposición de todos y cuanto antes se cierre la recomendación mejor para generar confianza a los pensionistas", ha dicho Perea, en declaraciones recogidas por Europa Press.

NOTICIA PATROCINADA