TENDENCIAS
12/06/2018 07:28 CEST | Actualizado 13/09/2018 23:16 CEST

Sony presenta juegazos sin sorpresas en el E3, incluido el esperado 'remake' de 'Resident Evil 2'

La conferencia ha sido irregular, sin participantes, y decepciona la falta de fechas y novedades.

Cerrando esta generación de consolas en la cresta de la ola, Sony ha hecho una conferencia más floja que otras veces en la gran feria de los videojuegos. El evento de PlayStation en el E3 ha dedicado todo a cuatro juegos y pequeñas pinceladas de poco más. Sin sorpresas y casi sin fechas de lanzamiento.

La cita ha comenzado en el interior de una iglesia recreada a tamaño real donde, tras una actuación con el banjo del compositor argentino Gustavo Santaolalla, se ha mostrado el esperado tráiler, seguido de un gameplay, de la segunda parte de The Last of Us, cuya primera escena transcurre en esa misma iglesia.

Se esperaba pero no ha decepcionado, arrancando todo tipo de reacciones al auditorio, especialmente tras una primera escena muy emotiva de un beso entre la protagonista Ellie y otra joven.

"Gracias por tomaros el tiempo de venir a mi iglesia", ha señalado irónicamente el presidente de Sony, Shawn Layden, en la única intervención de una noche en la que fueron enlazándose casi sin descanso vídeos de futuros juegos, casi todos ellos ya conocidos.

Tras atravesar unos jardines que recreaban un típico paisaje japonés, se ha mostrado en una gigantesca carpa con una enorme pantalla el gameplay del esperado nuevo juego Ghost of Tsushima, ambientado en el Japón antiguo.

La única sorpresa de la noche ha llegado después: Control, lo nuevo de Remedy, que recuerda un poco a Quantum Break y que se asienta firmemente en el terreno del terror. Aparte de eso, poco se puede especular, salvo que el tráiler es espeluznante.

También aterrador, por supuesto, ha resultado el esperadísimo tráiler del remake del mítico juego Resident Evil 2, que tiene el honor de contar con una de las pocas fechas claras de lanzamiento del evento: el 25 de enero de 2019. De lo mejor recibido por el público asistente.

Y finalmente ha llegado el otro gran momento para los fans, cuando ha salido más información sobre el misterioso e inquietante Death Stranding. Lo próximo del creador del Metal Gear Solid, Hideo Koyima, sigue siendo una incógnita. Aunque se ha mostrado un tráiler más detallado que los de años anteriores, y hasta un gameplay (que no se había visto), sigue sin entenderse bien su trama ni mecánica de juego.

La conferencia también ha mostrado algo de otros juegos como Kingdom Hearts 3 (con mucha atención puesta en los cameos de Piratas del Caribe), Nioh 2 y Deraciné, su nuevo exclusivo de realidad virtual.

La cortísima cita ha finalizado con más metraje de Spider-Man, el único juego que sale este 2018 de los anunciados, lo que sitúa a Sony esta vez por detrás de todos los anuncios, exclusivas y estrenos inminentes de Microsoft con su Xbox.

EL HUFFPOST PARA HONEST