NOTICIAS
14/06/2018 16:40 CEST | Actualizado 14/06/2018 17:11 CEST

La historia del empleado de Mercadona que devolvió una cartera con más de 5.000 euros

Raúl José Castillo encontró un monedero en un carro de la compra en el supermercado donde trabaja e hizo lo que no muchos habrían hecho.

Cristina Arias via Getty Images

Raúl José Castillo trabaja como gerente en un supermercado Mercadona de Cancelada (Málaga) y se ha hecho famoso por un gran gesto de bonhomía: devolvió un monedero con más de 5.500 euros en su interior que encontró en un carro de la compra. El diario Sur, que contó su historia, ha publicado este jueves los curiosos momentos que ha vivido Raúl desde entonces.

Él supo desde el primer momento que la que acababa de encontrarse no era una cartera cualquiera. Se trataba, como él mismo ha relatado a Sur, de un billetero "potente" de la marca Louis Vouitton "sin compartimentos, con un montón de billetes perfectamente colocados". Recuerda que en su interior había al menos 6 billetes de 500, 8 de 200 euros y muchos de 50.

Tras saberse que había devuelto el dinero, la frase que más le han repetido es: "Eres tonto por no quedártelo". Pero él no se lo pensó dos veces y su comportamiento ejemplar le ha hecho merecedor de un reconocimiento público de la Policía Nacional, del Ayuntamiento de Estepona y del dueño de la billetera extraviada.

El propietario es Peter Steenbahkens, un empresario holandés afincado en Estepona desde hace 20 años, lo dejó olvidado la noche anterior sobre el carro del supermercado cuando hizo la compra. En el interior iban su pasaporte y las llaves de su casa, así que regresó pronto al supermercado pero todavía no había sido hallado. Lo dio por perdido.

No contaba con la honradez de Raúl, que dejó la cartera en la oficina del supermercado y la entregó después a la Policía. Fueron los agentes quienes se pusieron en contacto con él y le entregaron la cartera y el dinero: "¡No me lo podía creer!".

Raúl, por su parte, reconoce que no tiene ese dineroy que no suele manejar esa cantidad de efectivo, pues la cantidad supone cuatro veces su sueldo. A pesar de todo, se siente satisfecho de su decisión: "No me podría haber quedado con algo que no es mío. Hay que hacer las cosas bien y el remordimiento no me habría dejado vivir", ha asegurado.

EL HUFFPOST PARA ALCAMPO