POLÍTICA
18/06/2018 20:28 CEST | Actualizado 18/06/2018 23:05 CEST

Feijóo renuncia a presentarse para liderar el PP

Descarta dar el salto a Madrid por coherencia y para no fallar a los gallegos.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez-Feijóo, durante su comparecencia este lunes por la tarde.
EFE
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez-Feijóo, durante su comparecencia este lunes por la tarde.

Pues al fina: nada de nada. Se queda en Santiago. El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha renunciado a presentar su candidatura al congreso extraordinario del PP para suceder a Mariano Rajoy.

Feijóo era el gran favorito en el proceso abierto en el PP que debe culminar con un nuevo líder en el congreso que se celebrará los días 20 y 21 de julio.

"No puedo fallar a los gallegos porque sería además fallarse a sí mismo", ha dicho en una comparecencia convocada de manera urgente en Santiago ante la Junta Directiva del PP autonómico.

El Partido Popular cae ahora mismo en un estado de confusión al borrarse el principal quinielable. Lo ha avanzado el mismo día en el que han saltado al ruedo oficialmente el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, y el exministro de Exteriores José Manuel García-Margallo. Además, se van a presentar el diputado José Ramón García-Hernández y el expresidente de NNGG del PPCV José Luis Bayo.

Una carrera a la espera de saber si darán el paso finalmente la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

"No puedo fallar a los gallegos"

Feijóo ha dicho que se queda por "coherencia" y para no faltar a la palabra dada a los habitantes de esta comunidad. El presidente gallego gobierna con mayoría absoluta -la única que hay en todas las autonomías de España-.

El líder gallego llevaba días sumido en una reflexión sobre su futuro político, personal y familiar. Era el gran favorito y muchos dirigentes le habían pedido que diera el salto a Madrid. Pero a su juicio no podía defraudar a los votantes gallegos. También ha pesado el nuevo sistema de elección del líder, en el que por primera vez votarán todos los militantes y que ya no pueden controlar los barones del partido -que optaban por una candidatura única-.

Sus amagos y su tardanza han provocado malestar en una buena parte del partido, empezando por el propio Pablo Casado, que ha confesado hoy ante los medios: "Yo sí quiero ser presidente".

Feijóo, visiblemente emocionado, ha tenido que parar varias veces durante su comparecencia al borde de las lágrimas para beber agua, y ha recibido el aplauso de los allí presentes. "Esa conclusión estaba en mi mano y es mi conclusión", ha enfatizado.

"Mi único pacto es con los gallegos", ha subrayado Feijóo, que ha insistido en manera la "coherencia". "No sería un buen mensaje que el nuevo presidente del PP fuera incoherente", ha apostillado el líder gallego.

"Hay personas en este partido muy capaces", ha agregado el dirigente popular, que ha sentenciado: "los afiliados tendremos la oportunidad de pronunciarnos". "En lo que a mí respecta, voy a seguir trabajando desde el PP de Galicia", ha recalcado.

¿Cómo es el nuevo sistema del PP para elegir a su líder?

Los aspirantes tienen desde este lunes (18 de junio) hasta el miércoles (20 de junio) para formalizar sus candidaturas, siendo necesarios 100 avales para pasar la primera terna.

Las candidaturas se proclamarán oficialmente el 22 de junio. Si hay más de un aspirante, se abre un proceso de campaña interna. El 5 de julio están llamados a votar en primera vuelta en urna secreta todos los militantes que estén al corriente de pago.

Ese día habrá dos urnas: una para votar a los compromisarios que irán al congreso (que se celebrará el 20 y 21 de julio) y otra para votar directamente a uno de los candidatos -pasarán a la siguiente fase los dos más apoyados-.

Pero en en esta votación ya podría salir el líder del PP si uno de los candidatos logra más del 50% de votos, ser el más votado en la mitad de las circunscripciones (hay 60 en total) y sacarle más de 15 puntos de diferencia al siguiente rival.

La segunda vuelta sería en el congreso del PP que se celebrará el 20 y 21 de julio. Allí solo votarán los 3.134 compromisarios entre uno de los dos candidatos que lleguen a la final. El ganador será proclamado líder del PP en este congreso extraordinario y además se convertirá en el candidato del partido a la Presidencia del Gobierno.