NOTICIAS
18/06/2018 15:30 CEST | Actualizado 18/06/2018 15:42 CEST

La Manada, pendiente de la decisión de los jueces sobre su puesta en libertad

Tras la vista celebrada hoy en el Palacio de Justicia de Pamplona.

YOUTUBE

Los cinco miembros de la Manada condenados por abusar sexualmente de una joven madrileña en los Sanfermines de 2016 están a la espera de la decisión del tribunal sobre la prórroga de su prisión provisional o su puesta en libertad, tras la vista celebrada este lunes en el Palacio de Justicia de Pamplona.

Los tres magistrados de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, los mismos que emitieron la sentencia condenatoria —con un voto particular—, serán los encargados de decidir, en un plazo de 24 a 48 horas, sobre la posibilidad de mantener a los procesados en prisión provisional (otros dos años y medio como máximo), o dejarlos en libertad condicional, en ese caso previsiblemente con una fianza.

La celebración de la vista ha despertado una gran expectación mediática en la puerta del Palacio de Justicia, protegida por una dotación de la Policía Foral.

A su llegada, el abogado de la víctima, Miguel Angel Morán, quien ha estado acompañado por el letrado Carlos Bacaicoa, no ha querido hacer declaraciones y se ha limitado a afirmar que su clienta "está un poco nerviosa, pero está bien".

Durante aproximadamente hora y media, la vista ha tenido lugar sin audiencia pública en el Palacio de Justicia pamplonés y, a su término, Morán ha explicado a Efe que en la sesión, que ha sido "muy rápida", se han ratificado en la petición de una prórroga de la prisión provisional.

"Eso es lo que queremos y lo que hemos venido a pedir, una prórroga", ha declarado el abogado, quien ha dicho sentirse "confiado" en que se atenderá su solicitud.

Una vista con "absoluta normalidad"

También ha solicitado la prórroga el abogado que representa al Gobierno de Navarra, que no ha querido hacer declaraciones, y la misma petición ha hecho el letrado del Ayuntamiento de Pamplona, Víctor Sarasa, quien ha afirmado que, en la vista, ha insistido "en el riesgo de fuga, en la gravedad de los hechos considerados probados en la sentencia". La vista, ha comentado, se ha celebrado "con absoluta normalidad", ya que "tampoco ha habido nuevos argumentos por ninguna de las partes".

Una lectura muy diferente ha realizado ante los medios el abogado de cuatro de los cinco miembros de la Manada, Agustín Martínez Becerra, quien ha asegurado que sólo contempla la posibilidad de puesta en libertad y, si no es así, recurrirá en amparo ante el Tribunal Constitucional.

Martínez, que ha destacado a los periodistas que es "optimista", ha declarado sobre una posible fianza para la puesta en libertad que la misma, según el voto particular del juez de la Sección Segunda del pasado 14 de julio, debería rondar los 6.000 euros.

Sobre los condenados, tres de los cuales han asistido a la vista y los otros dos la han seguido por videoconferencia desde la cárcel en Madrid, ha aseverado que han estado "tensos" y "pendientes de una decisión que sin duda les puede cambiar la vida".

En ese sentido, ha apuntado que, de prorrogarse la prisión provisional, se trataría de "una pena anticipada que no cabe en el derecho español" y por ello, si se decide que sigan en prisión, presentará un recurso ante el Constitucional.

Tras mostrarse convencido de que los miembros de la Manada regresarán a Sevilla, pero "por sus propios medios y no con protección policial", el abogado ha entendido que, de los argumentos para la prisión provisional, "no queda ninguno", ya que en su opinión no hay riesgo de fuga, una vez conocida la condena a nueve años de prisión, de los que ya han cumplido dos.

Además, ha considerado que el riesgo de reiteración delictiva es "algo absolutamente injustificable, ni tan siquiera en su planteamiento".

"No puede aplicarse con carácter tan restrictivo la prisión provisional", ha subrayado.