POLÍTICA
19/06/2018 22:08 CEST | Actualizado 19/06/2018 22:10 CEST

Sánchez descarta la reforma de la financiación autonómica en esta legislatura

El socialista interviene por primera vez como presidente del Gobierno en una sesión de control del Senado.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha descartado hoy que en la actual legislatura se pueda aprobar la reforma del sistema de financiación autonómica porque cree que no hay "tiempo material" para ello.

Sánchez ha asumido la imposibilidad de aprobar esa reforma en su primera comparecencia como jefe del Ejecutivo en una sesión de control parlamentario, la que ha tenido lugar en el Senado y en la que ha aprovechado para pedir al PP lealtad, sentido de Estado y que no alimente la confrontación territorial con Cataluña.

Ha sido en respuesta a la senadora de Coalición Canaria María del Mar del Pino Julio, que le ha preguntado por los plazos del Gobierno para cumplir los compromisos de la agenda de su comunidad, cuando Sánchez ha dicho que hay que ser "ambiciosos" con la financiación autonómica, pero también "realistas".

Por eso ha reconocido ser consciente de que "no va a dar tiempo material" en esta legislatura para renovar por completo el conjunto del sistema, pendiente de reforma desde hace varios años.

Lo que sí hará el nuevo Gobierno es efectuar mejoras "en todas y cada una" de las comunidades a lo largo de los próximos meses, antes de la convocatoria de elecciones generales. Una convocatoria que tal y como avanzó ayer en una entrevista en Televisión Española pretende realizar en 2020 y, así, agotar la legislatura.

En los dos años que quedan hasta entonces, Sánchez ha pedido hoy al PP que sea leal, y que, aunque pueda ser adversario del PSOE, no sea adversario del Estado alimentando el agravio y la confrontación territorial a cuenta de Cataluña.

Sánchez ha respondido de esta forma a otra pregunta planteada por el portavoz del grupo popular, José Manel Barreiro, sobre los apoyos parlamentarios con los que cuenta para promover la cohesión y la estabilidad.

El presidente del Gobierno ha lamentado que el PP intente suscitar algunas dudas sobre el PSOE y pretenda hacer creer que son los únicos que defienden la unidad de España. Frente a ello le ha pedido no volver a las "mesas petitorias" contra el Estatut, que ha recordado que fue recurrido por el PP ante el Tribunal Constitucional. Por ello ha resaltado que es la única comunidad con un estatuto no aprobado por sus ciudadanos y que "ese es un problema político que -ha dicho- tenemos que resolver".

A renglón seguido ha considerado que "las debilidades del anterior Gobierno, son la fortaleza del nuevo Gobierno, la regeneración democrática y la justicia social".

Barreiro ha negado que su partido pretenda sembrar dudas, ha considerado que quien las genera es la actuación de Sánchez con contradicciones sobre sus propias opiniones y ha puesto como ejemplo de ello que ayer dijera que piensa agotar la legislatura cuando antes aseguraba que no lo iba a hacer.

Si en su respuesta a la senadora de Coalición Canaria Sánchez ha prometido igualmente diálogos bilaterales con todas las comunidades, en la que ha dado al portavoz del PNV, Jokin Bildarratz, ha avanzado que planteará la reforma de la ley electoral en relación al voto rogado para "intentar mejorar los derechos electorales" de los emigrantes españoles.

La figura del voto rogado exige a los españoles que viven en el extranjero formalizar una serie de trámites para poder participar en las elecciones.

El senador vasco le ha dado la enhorabuena "por el gesto del Aquarius" y le ha pedido que lidere una política migratoria común en la UE para evitar los "dramas humanos" que ocurren en el Mediterráneo. Una política que el presidente del Gobierno ha asegurado que defenderá en sus reuniones con otros líderes europeos.

14 de 17 ministros

En la sesión de control al Senado han participado 14 de los 17 ministros de Sánchez. Entre ellos, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, no ha desvelado si el Gobierno impulsará la derogación de la prisión permanente revisable, una pena que ha tachado de inhumana, y ha recordado que el debate está ahora en el Tribunal Constitucional.

Además, la titular de Hacienda, María Jesús Montero, ha acusado al PP de cambiar de "hoja de ruta" sobre el control financiero de las cuentas de la Generalitat de Cataluña por "intereses partidistas".

Por su parte, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha pedido al PP que no genere alarma sobre el acercamiento de los presos de ETA al País Vasco y ha recordado que fue un ministro del Interior de ese partido quien dijo que, una vez disuelta la banda terrorista, no tendría sentido la política de dispersión.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- ¿Cómo resolver el sudoku de la financiación autonómica?

- El Congreso aprueba el nuevo cupo vasco

- La brecha 'odiosa'