NOTICIAS
20/06/2018 18:42 CEST | Actualizado 20/06/2018 18:42 CEST

Educo denuncia que 580.000 menores pasarán el verano solos en su casa

Son los llamados "niños de la llave", que no podrán salir y disfrutar del ocio ni tener una alimentación cuidada porque sus padres no tienen recursos.

La ONG Educo ha denunciado hoy la situación de unos 580.000 menores en España, los llamados "niños de la llave", que pasarán el verano solos en su casa porque sus padres no tienen recursos para que alguien les cuide mientras trabajan.

En un comunicado, esta ONG ha advertido de que con el fin del curso escolar, muchos niños pasarán las vacaciones solos "en los pocos metros cuadrados de la habitación del piso compartido en el que viven", una realidad que va en aumento debido al gran número de familias monoparentales, de las que el 20 % vive en casa compartidas.

Educo ha elaborado el informe 'Los otros niños de la llave' en el que refleja la realidad de estos menores y ha constatado que, a causa del elevado coste del alquiler, la precariedad laboral y los bajos sueldos, muchas familias se han visto abocadas a vivir en una habitación alquilada.

La coordinadora del informe, Clarisa Giamello, ha destacado que "compartir piso puede provocar un clima de inestabilidad familiar que afecta, principalmente, a los niños y niñas. Ellos hacen toda su vida en la habitación, muchas veces para no molestar al resto de los inquilinos de la vivienda".

"La situación se agrava en el caso de las familias monoparentales, ya que se calcula que casi dos de cada diez comparten vivienda", ha detallado.

Estos menores son los llamados "niños de la llave", que pasan los días solos en casa porque sus padres no pueden cuidarlos, ya que están trabajando y no tienen recursos económicos para que alguien les cuide durante el verano.

Daño emocional, inseguridad, miedo, enfermedad

Educo calcula que en España hay unos 580.000 y ha alertado de que cuando los pequeños pasan tanto tiempo solos, viven muchas tensiones a nivel emocional, lo que puede desembocar en que sean más inseguros, tengan más miedos, sean más agresivos o, en los casos extremos, sufran graves problemas de salud mental.

Ante esta realidad, la ONG ha puesto en marcha por quinto año consecutivo su campaña de becas comedor verano, una iniciativa que tiene por objetivo atender a los menores de edad de familias con dificultades económicas ofreciéndoles un espacio seguro en el que puedan disfrutar de las vacaciones y al menos una comida completa al día.

A pesar de que los datos indican que estamos ante una mejoría de la economía, "los números siguen siendo preocupantes" y en España, uno de cada tres niños, niñas y adolescentes está en riesgo de pobreza y exclusión social, cifra solamente superada por Rumanía y Grecia entre los países de la Unión Europea.

A pesar de que en los últimos años se ha producido un descenso de la pobreza infantil, la ONG calcula que para acabar con ella serían necesarios, como mínimo, 22 años y pide al nuevo Gobierno que garantice una prestación universal anual de 1.200 euros por cada hijo o hija a cargo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Las ONG marcan sus prioridades a la Alta Comisionada contra la pobreza infantil

- Más de la mitad de los niños que viven con madres solas en España son pobres

- España es el cuarto país de la OCDE con más niños en hogares sin empleo

- España es el país europeo con más trabajadores pobres

- La precariedad laboral en un esclarecedor gráfico

EL HUFFPOST PARA ENDESA