ECONOMÍA
28/06/2018 17:12 CEST | Actualizado 28/06/2018 17:12 CEST

El Congreso aprueba definitivamente los presupuestos sin el castigo al PNV

Las cuentas incluyen 32 enmiendas de las 46 aprobadas por el Senado.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, conversa con el exministro Cristóbal Montoro en el Congreso.
EFE
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, conversa con el exministro Cristóbal Montoro en el Congreso.

Los Presupuestos de 2018, diseñados por el Gobierno de Mariano Rajoy y asumidos por el de Pedro Sánchez, han quedado hoy definitivamente aprobados en el Congreso para una vigencia de seis meses, aunque una de sus medidas estrella -el alza del 1,6% de las pensiones- se aplicará con carácter retroactivo.

El proyecto presupuestario fue elaborado por el Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro, que hoy ha recibido los aplausos de la bancada popular al término de la votación.

Las cuentas del PP llegaron al Congreso sin tener asegurados los apoyos suficientes, pero el pacto con el PNV para una subida de las pensiones más acorde a la inflación permitió que pasaran el trámite en la Cámara Baja, aun con el rechazo del PSOE.

Sin embargo, en el Senado los presupuestos tuvieron que ser defendidos por un recién llegado Gobierno socialista, fruto de una moción de censura, que decidió hacerlos suyos en aras de la estabilidad aunque con la vista puesta en elaborar unas cuentas propias para 2019.

En la cámara alta, la mayoría absoluta del PP le permitió introducir enmiendas que mermaron en parte el presupuesto destinado al País Vasco, lo que desde el PNV se interpretó como una represalia por su apoyo a la moción de censura de Sánchez.

En este contexto, la cámara baja ha dado hoy el visto bueno definitivo a las cuentas al aprobar la mayor parte de las enmiendas introducidas en el Senado (32 de 46), todas con el voto en contra del PSOE.

Entre las enmiendas aprobadas destacan la que establece ayudas a los damnificados por la talidomida, tras cuya votación el Pleno del Congreso ha roto en aplausos, o las que implican inversiones viarias y ferroviarias en Aragón.

Asimismo, se ha dado luz verde a enmiendas relacionadas con eventos como la 50ª edición del festival Internacional de Jazz de Barcelona, la 4ª edición de la Barcelona World Race o el Automobile Barcelona 2019.

No han prosperado, sin embargo, las que recortaban partidas previamente pactadas con el PNV, por importe de 26,6 millones en el caso del Servicio Vasco de Empleo y de 5,5 millones en el del Biscay Marine Energy Platform.

Por ello, la diputada del PNV Idoia Sagastizabal ha considerado hoy en el debate que el comportamiento del grupo popular era de "venganza contra la sociedad vasca" y ha dejado claro que su grupo "nunca ha sido socio del PP (...) No hubo acuerdo de Legislatura, sólo de apoyo a las cuentas".

Al respecto, el diputado popular Jaime de Olano ha indicado que en todos los presupuestos tramitados en democracia, salvo en 2017, se han introducido enmiendas en el Senado, "así que no vean fantasmas donde sólo hay normalidad democrática. Ni venganza ni situación anómala", ha apostillado.

De Olano ha asegurado que estos Presupuestos son "buenos" porque combinan el impulso económico y la creación de empleo y amplían la partida del gasto social, al tiempo que ha atribuido el "logro" al exministro de Hacienda Cristóbal Montoro.

Además de la subida de pensiones, las cuentas incluyen la subida del 1,75 % de los sueldos de los funcionarios y deducciones en el IRPF para rentas bajas, medidas que tendrán que ser aplicadas ahora por el Gobierno socialista.

El diputado del PSOE José Javier Lasarte ha asegurado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió a trabajar por España y por los ciudadanos, y que lo hará desde el diálogo y el respeto para lograr acuerdos pensados para el interés general.

Desde el grupo Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, el diputado Alberto Garzón ha considerado "extraña" la situación de unos presupuestos planteados por un grupo, que los ha enmendado en el Senado, al tiempo que ha manifestado su apoyo a la enmienda para aumentar las ayudas a los afectados por la talidomida.

No obstante, los ha calificado de "malos" porque no sólo no revierte los recortes, sino que "busca empequeñecer el espacio público".

También ha manifestado su apoyo a la enmienda sobre la talidomida el diputado de Ciudadanos Antonio Roldán, que ha asegurado que estos presupuestos mejoran la vida de 13 millones de personas, aportan estabilidad, rebajan los impuestos a 3 millones de mileuristas o implantan un complemento salarial para los jóvenes.

EL HUFFPOST PARA ACNUR