VIRALES
05/07/2018 08:47 CEST | Actualizado 05/07/2018 12:22 CEST

Su cita de 'First Dates' le deslumbra por "guapa" pero todo se va al traste cuando ella le revela lo celosa que es

"Soy guapa y no me importa hacer el ridículo delante de la gente".

CUATRO

"Me quiero mucho a mi misma. Creo que soy guapa y no me importa hacer el ridículo delante de la gente". Lorena, una "diva" alcarreña de 18 años, llegaba sobrada de autoestima a First Dates —de Cuatro—.

Frente a ella tenía a Alejandro, un canario de 19 años que estudia matemáticas en Madrid y que acudió al programa por una novata de la universidad.

CUATRO

Así que con estos precedentes comenzaba una cita que, con sus más y sus menos, ha transcurrido en relativa armonía. A la chica le enloquecía el acento canario de su cita. Sin embargo, le chirriaba un detalle de su cara con el que tiene "una obsesión": "Tengo una obsesión con las cejas. No me gusta nada que las tenga hechas un cuadro", ha reconocido ante la cámara.

CUATRO

Así que, ni corta ni perezosa, Lorena le ha planteado a Alejandro "una pregunta extraña": ¿"Te depilas las cejas".

La cara del chaval sí que se le quedó entonces hecha un cuadro. Alejandro sólo acertó a preguntar, descolocado, el porqué de esa cuestión: "La pregunta de las cejas ha sido la pregunta más rara que me han hecho en mi vida. Ninguna cita me había dicho 'oye, te depilas las cejas', porque soy de cejas pobladas y tal, pero tampoco es que sea una pregunta muy lógica", ha reconocido.

CUATRO

Tras negar el chico que se depilase las cejas, Lorena se ha ofrecido a hacérselas, oferta que el chaval ha aceptado con extrañeza: "Punto a favor", ha afirmado entonces la chica.

Hasta tal punto llegaba la obsesión de Lorena por las cejas que durante la propuesta del programa de besar a su cita en alguna parte del cuerpo, Lorena ha elegido... ¡las cejas!

CUATRO

No obstante, el problema real de la cita ha llegado más tarde, con el tema de los celos."Yo es que no soy celoso en absoluto, y desde que me lo ha dicho he pensado que por ahí no van los tiros conmigo". Alejandro no lo era, pero Lorena sí (y mucho), algo que ha terminado de inclinar la balanza en la sentencia final: el chaval quiere una segunda cita... pero con amigos.

CUATRO

"Me ha caído bien pero no como pareja", ha afirmado él.

"Yo lo mismo, no creo que haya feeling", ha dicho ella.

NOTICIA PATROCINADA