POLÍTICA
06/07/2018 12:53 CEST | Actualizado 06/07/2018 13:04 CEST

Casado sigue adelante y corteja ya a los compromisarios de Cospedal para vencer a Santamaría

El candidato del PP se resiste a las presiones de los barones y disputará la segunda ronda para "refundar" el partido.

Cospedal y Casado
GTRES
Cospedal y Casado

Pablo Casado irá hasta el final y se ve vencedor. El candidato a liderar el PP ha defendido el sistema a doble vuelta para elegir al sucesor de Mariano Rajoy y ha dicho que su candidatura sí es la de la unidad y la integración, por lo que empezará inmediatamente a hablar con los compromisarios de los aspirantes derrotados.

Casado se ha expresado en estos términos en declaraciones a los periodistas esta mañana, después de que anoche pasara a la segunda fase de las primarias junto a la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

El diputado quedó en segunda posición, con 19.967 votos, por detrás de Santamaría (21.513). Cospedal se quedó fuera de la terna en tercera posición, con 15.090 papeletas. Luego se situaron José Manuel García-Margallo (680), José Ramón García-Hernández (668) y Elio Cabanes (185).

Según el sistema del PP, ahora los dos candidatos más votados deben enfrentarse en el congreso de los días 20 y 21 de julio, en el que solo votarán 3.184 compromisarios.

Ignora la oferta de Santamaría de integrarse

Tras su victoria anoche, Santamaría ofreció a Casado integrarse en su candidatura y muchos barones están pidiendo también que se llegue al congreso con un acuerdo. Pero Casado no está por la labor y se ve fuerte para ganar en la segunda ronda. Por eso, ha dicho que va a empezar a hablar ya con los compromisarios.

Desde la candidatura de Santamaría se sigue insistiendo en que les salen las cuentas calculando que han ganado en la mitad de las circunscripciones.

Casado va a por todas y ha dicho que espera que le apoyen desde las candidaturas que no han pasado la criba. Y ha alabado especialmente a Cospedal, cuyos delegados en el congreso serán la clave. La exministra de Defensa dijo ayer que abría un periodo de "reflexión" pensando en lo mejor para España y el partido.

Además, el exvicesecretario de Comunicación del PP ha defendido esta mañana que se ha presentado para llevar a cabo la "refundación" del Partido Popular, que debe recuperar tres millones de votos perdidos.

Casado ha rechazado haber recibido "presiones" por parte de los barones para que haya unidad: "No quiero ser comentarista, sino liderar lo que pasa en España". "No vamos a ir a penaltis ni a prórroga, pero creo que es bueno jugar la segunda parte", ha remachado.

EL HUFFPOST PARA LG