INTERNACIONAL
09/07/2018 11:34 CEST | Actualizado 09/07/2018 15:55 CEST

May nombra a Dominic Raab nuevo ministro para el Brexit tras la renuncia de Davis

El euroescéptico liderará la recta final de las negociaciones con Bruselas mientras se agrieta el liderazgo de May.

El nuevo ministro para el Brexit, Dominic Raab.
REUTERS
El nuevo ministro para el Brexit, Dominic Raab.

La primera ministra británica, Theresa May, ha nombrado este lunes a Dominic Raab nuevo ministro para el Brexit, tras la dimisión el domingo de David Davis por estar en desacuerdo con la estrategia gubernamental.

Raab, era hasta ahora ministro de Vivienda y fue uno de los miembros más destacados de la campaña a favor del Brexit de cara al referéndum de junio de 2016. Ahora encabezará las negociaciones con Bruselas sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE). A nueve meses de que se materialice esta salida de la UE, Raab afronta el desafío de ultimar todavía grandes cuestiones en las negociaciones, como el futuro de las relaciones comerciales o de la frontera norirlandesa, la única terrestre entre el Reino Unido y la UE.

"La reina está encantada de aprobar la designación del diputado Dominic Raab como secretario de Estado para la Salida de la Unión Europea", ha informado la oficina de May a través de un comunicado.

La renuncia de Davis se ha producido después de que May anunciara el viernes un acuerdo con el Ejecutivo en torno a la posición negociadora "colectiva", al tiempo que recalcó que Reino Unido abandonará la UE el 29 de marzo de 2019.

En sus primeras declaraciones tras presentar su carta de dimisión el domingo, Davis ha defendido este lunes que no hubiera sido "plausible" que permaneciera en el cargo debido a sus diferencias con May.

En declaraciones a BBC Radio, ha resaltado que un ministro en cualquier Ejecutivo está en desacuerdo con entre el 10 y el 20 por ciento de las decisiones del Gobierno, si bien ha argumentado que en este caso él no está conforme con un asunto "central" en sus responsabilidades.

"La verdad es que hay muchas cosas con las que uno no está de acuerdo en un Gobierno, y eso es normal. Pero si es algo central, sobre tus políticas, tu departamento (...) es algo más relevante", ha explicado.

No voy a probar suerte. Si hubiera querido derribar a May el momento adecuado no sería este, habría sido después de las elecciones

Pese a ello, ha recalcado que considera que May "es una buena primera ministra" y ha añadido que "tiene que tener un secretario para Brexit que lleve a cabo su estrategia", al tiempo que ha asegurado que no planteará un desafío para su mandato. "No voy a probar suerte. Si hubiera querido derribar a May el momento adecuado no sería este, habría sido después de las elecciones", ha argumentado.

Por último, ha destacado que no espera que otros ministros sigan sus pasos, antes de expresar su deseo de que su dimisión "presione al Gobierno a no hacer más concesiones (a la UE)". "Seguiré diciendo que hay mejores formas de hacerlo que esta", ha zanjado.

EL HUFFPOST PARA ACNUR