INTERNACIONAL
09/07/2018 15:53 CEST | Actualizado 09/07/2018 15:55 CEST

Salvini pedirá que no lleguen a Italia los barcos de las misiones europeas

... Y Alemania dice que "toma nota".

El primer ministro italiano, Matteo Salvini.
REUTERS
El primer ministro italiano, Matteo Salvini.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha anunciado este domingo que en el próximo consejo informal de la Unión Europea (UE) en Innsbruck (Austria) pedirá que no atraquen en Italia los barcos que participan en las misiones internacionales presentes en el Mediterráneo.

Salvini ha publicado esta declaración en su página Facebook, después de que un grupo de 106 inmigrantes desembarcara anoche en el puerto de Messina, en la isla italiana de Sicilia, tras ser rescatados en el Mediterráneo por un barco irlandés que participa en la misión europea Eunavformed Sophia.

"Por desgracia, los Gobiernos italianos de los últimos años han firmado acuerdos, ¿a cambio de qué?, para que todas estas naves descarguen inmigrantes en Italia", ha escrito. Y ha proseguido: "con nuestro Gobierno, la música ha cambiado y cambiará".

La de anoche es la primera llegada de inmigrantes que se ha conocido desde que Salvini y el ministro de Transportes italiano, Danilo Toninelli, decidieron cerrar los puertos a los barcos de las ONG que hasta ahora salvaban las vidas de los inmigrantes.

Salvini llevará su petición al consejo informal de ministros de Interior de la UE los próximos días 12 y 13 en Innsbruck, capital del Tirol austríaco, para buscar un acuerdo que cierre la ruta del Mediterráneo a los inmigrantes, según explicó el ministro del Interior alemán, Horst Seehofer.

La respuesta alemana

El Gobierno alemán dijo hoy haber 'tomado nota' de las declaraciones del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, que en el próximo consejo informal de la Unión Europea (UE) pedirá que tampoco atraquen en Italia barcos de misiones internacionales presentes en el Mediterráneo.

'Hemos tomado nota de las declaraciones del ministro del Interior y hemos oído también que tiene la intención de presentar y discutir su postura esta semana en el marco de la UE', dijo un portavoz del Ministerio de Defensa alemán en una rueda de prensa.

En este sentido, recordó que para todos los barcos que participan en la misión europea Sophia 'el rescate de personas que se encuentran en peligro en alta mar es una obligación, en concreto una obligación marítima'.

'De lo que se trata ahora precisamente es de llevar a estar personas a un lugar seguro y esta coordinación es de los correspondientes centros de mando, que en el caso de la operación Sophia se encuentra en Roma', precisó.

NOTICIA PATROCINADA