POLÍTICA
10/07/2018 10:24 CEST | Actualizado 10/07/2018 10:24 CEST

Àngels Barceló desvela la clave para que las conversaciones entre Sánchez y Torra acaben bien

"A los dos les van a criticar", pero...

CADENA SER

La periodista Àngels Barceló ha planteado —en la Cadena Ser— la que, a su juicio, es la clave para que las conversaciones entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el president de la Generalitat, Quim Torra, lleguen a buen puerto:

"El éxito de la política dependerá también de su capacidad de aguante".

De este modo Barceló, quien destaca que "no ha habido portazo ni aspavientos" y quien ve buena señal que ambos hayan estado de acuerdo en que "de esto solo se sale con la política", ha valorado que "la simple reunión, la duración y el tono son un importante síntoma del deshielo": "Para entenderse hay que hablar, sin diálogo es imposible el acercamiento o el acuerdo", ha matizado.

No obstante, Barceló ha recordado que "luego están los enemigos del diálogo, que los hay en las dos partes, aquellos que se alimentan de la confrontación, que sin ella no encuentran el motivo de su existencia".

"A los dos les van a criticar desde su misma posición. Torra corre el riesgo de ser tachado de blando e incluso de traidor por los más hiperventilados, y a Sánchez se le acusa y se le acusará de rendirse ante los que quieren romper el país", ha sentenciado.

Pincha aquí para escuchar el comentario en la web de la Cadena Ser

Dos horas y media de reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra y declaraciones posteriores coincidiendo en la cordialidad e, incluso, la sinceridad del encuentro. No ha habido portazo ni aspavientos. Desacuerdos en los planteamientos pero acuerdo en que de esto solo se sale con la política. Se pone a trabajar la comisión bilateral Estado-Generalitat que llevaba inactiva desde 2011 y los dos presidentes han quedado para volver a verse, esta vez en Catalunya.

La simple reunión, la duración y el tono son un importante síntoma del deshielo. Para entenderse hay que hablar, sin diálogo es imposible el acercamiento o el acuerdo y hoy Sánchez y Torra han hablado. Hablar como síntoma de normalidad en un país donde cualquier gesto que no se comparta se considera anormal. Hasta el presidente del gobierno ha tuiteado en catalán sobre los resultados de la reunión, y esto se convierte en noticia por la falta de costumbre.

Y luego están los enemigos del diálogo, que los hay en las dos partes, aquellos que se alimentan de la confrontación, que sin ella no encuentran el motivo de su existencia. Albert Rivera ya habla de cesiones y de presidente chollo para referirse a Sanchez y el PP va a utilizar, sin duda, el encuentro en plena campaña de sus primarias.

A los dos les van a criticar desde su misma posición. Torra corre el riesgo de ser tachado de blando e incluso de traidor por los más hiperventilados, y a Sánchez se le acusa y se le acusará de rendirse ante los que quieren romper el país.

El éxito de la política dependerá también de su capacidad de aguante. Sabíamos que de la reunión de hoy no iba a salir ninguna gran noticia porque la noticia estaba en la reunión y en la posibilidad de que a partir de ella se ponga en marcha una dinámica de diálogo.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard