TENDENCIAS
12/07/2018 21:19 CEST | Actualizado 12/07/2018 21:25 CEST

El alegato de una madre deprimida que está dando la vuelta al mundo

"Convertí la depresión en algo mucho peor solo por recordarme que es un fracaso no cumplir con algo que es necesario".

ljubaphoto via Getty Images

La depresión sigue siendo un tabú. Una enfermedad mental invisible de la que prácticamente nadie habla. La sociedad se encarga de encasillar y juzgar a los que la sufren. Brittany Ernspeger, una madre con depresión, que ha mostrado en una publicación de Facebook la otra cara de la enfermedad: el reflejo en la vida cotidiana.

"Así es la depresión", comienza Ernsperger en su publicación: una foto en la que se puede ver numerosos platos y utensilios de cocina apilados recién fregados. "En un primer momento, no había tantos. Llevaba dos semanas sin fregarlos. Hace tres días me senté en el suelo de la cocina y me quedé mirándolos mientras lloraba. Sabía que tenía que fregarlos y de verdad que quería hacerlo", continúa.

Ernsperger relata cómo la depresión formó parte de su vida y cómo afectó también a sus hijos, su estado de salud y su autoestima. "Convertí la depresión en algo mucho peor solo por recordarme que es un fracaso no cumplir con algo que es necesario. Fracaso. Pedazo de mierda. Incompetente. Estúpida. Perezosa. Todas las cosas que pasan por la mente de alguien con depresión. Todas", cuenta.

This is what depression looks like. No. Not the clean dishes. But that there were that many dishes in the first place;...

Posted by Brittany Ernsperger on Saturday, June 30, 2018
Sabía que tenía que fregarlos y de verdad que quería hacerlo"

"Tienes miedo de que tu marido se vaya porque eres una vaga, de que la gente entre a tu casa porque pensarán que eres una desagradable. Sientes que estás decepcionando a tus hijos porque no tienes ningún plato limpio para la cena por tercera noche consecutiva... Así que comen pizza, otra vez", detalla.

Ernsperger cuenta que esta no es la única tarea que no lleva a cabo debido a su depresión, sino que son la mayoría de labores del hogar y cuidados, tanto propios como a sus hijos: "Todo se convierte en una pesadilla".

La madre también recalca el problema del foco social en esta enfermedad y el tabú que supone hablar de la depresión públicamente: "La depresión es algo de lo que las personas 'fuertes' no hablan porque no quieren que la gente piense que son 'débiles". No lo eres, has sido fuerte durante tanto tiempo, que tu cuerpo necesita un descanso".

Al acabar su alegato, que en 13 días se ha compartido más de 206.000 veces, Ernsperger manda un mensaje positivo y se ofrece a ayudar a otras personas: "Si necesitas hablar con alguien, que sepas que estoy aquí para ayudarte. Mándame una petición de amistad y vemos como podernos ayudarnos el uno al otro".

Solidaridad en la adversidad, ante todo.

ESPACIO ECO