NOTICIAS
16/07/2018 20:19 CEST | Actualizado 17/07/2018 12:55 CEST

Avispa velutina: la "asesina" que ha invadido España y con la que tienes que tener cuidado

Su picadura no es letal, pero no se te ocurra acercarte a uno de los nidos que suelen crear en nidos urbanos.

Herve MASCOT via Getty Images

A principios de julio de 2017 una playa de A Coruña (Galicia) tenía que que ser desalojada por el ataque de un enjambre de insectos que se hicieron dueños, en apenas unos segundos, de un sombrilla de playa en la que crearon un enjambre.

Los afectados pensaron en un primer momento que eran mosquitos, pero no: se trataba de avispas velutinas, una especie invasora procedente de Asia que cada vez está más presente en nuestro país. Las picaduras de estas avispas podrían haber causado la muerte de al menos dos personas en Galicia, donde su presencia es mayor, pero son casos excepcionales.

La picadura de velutina no supone un riesgo letal, aunque hay que cuidarse de ella si quieres evitar un intenso dolor durante unos días.

Estos son los datos clave sobre las velutinas, llamada "asesina" porque devora a otras especies de avispa o abeja:

— Están catalogadas como especie invasora y su primera presencia en España se fechó en 2010. Algunas investigaciones creen que pudo llegar a Europa desde Asia en un barco que transportaba un cargamento de fruta.

— Se caracterizan por su tendencia a crear grandes enjambres en zonas urbanas. En aquellos lugares donde su presencia es mayor, se han llegado a encontrar nidos a una distancia de 200 metros.

— Es una de las especies de avispa de mayor tamaño y está caracterizada por la terminación amarilla de sus patas y por el tamaño de su aguijón, mayor que el de la especie autóctona de avispa.

— La presencia de avispa velutina es mayor en Galicia, donde está provocando graves problemas a los apicultores, pero ya se han comenzado a detectar nidos en otras zonas, como Burgos o Barcelona.

Según los expertos, la velutina, como otras avispas, ataca en defensa de su nido o cuando se siente amenazada. Solo suponen un riesgo para la vida de las personas cuando se trata de picaduras múltiples, picaduras en una mucosa o en personas con alergia al veneno de este tipo de insectos.

Una picadura de avispa velutina provoca un dolor fuerte y agudo que se convierte en escozor pasadas unas horas. Las molestias se extienden durante días y por eso suelen precisar el uso de analgésicos o antiinflamatorios.