ECONOMÍA
18/07/2018 01:18 CEST | Actualizado 18/07/2018 18:43 CEST

Dos detenidos y cargas en la huelga de Amazon en España, con un seguimiento del 70%

Los sindicatos denuncian el empleo de una "fuerza desmedida".

La Policía española ha detenido a dos personas durante la huelga de 72 horas convocada por los sindicatos en el centro logístico de Madrid de la empresa estadounidense Amazon, que ha comenzado este lunes con un seguimiento de hasta el 70%.

Los detenidos ya están en libertad con cargos, han informado los sindicatos, que cifran el seguimiento del paro entre el 70% del turno de la mañana y el 50% del turno de la tarde de este martes.

Los sindicatos piden que se garanticen las condiciones laborales que tenían los trabajadores y que han perdido, aseguran, al pasar el 1 de abril del convenio laboral de empresa al sectorial de logística de la provincia de Madrid.

En declaraciones a Efe, fuentes sindicales han denunciado las cargas policiales "desproporcionadas" contra la plantilla, y que la empresa esté impidiendo el funcionamiento constitucional del comité de huelga, "obstruyendo sus funciones".

Según la versión policial, varias personas han cortado este martes el tráfico en una glorieta próxima al almacén de Amazon. Al intervenir para restablecer el tránsito aseguran que un grupo de personas han atentado contra ellos, "resultando heridos de carácter leve varios agentes".

Los sindicatos han negado que hubiera un corte del tráfico y aseguran que la Policía empleó una "fuerza desmedida y desproporcionada" frente a un piquete de 20 personas.

El paro ha coincidido con el Amazon Prime Day, que consiste en 36 horas de ofertas para los clientes de Amazon Prime (el sistema de suscripción al servicio de pago de la empresa), que obliga al centro logístico a funcionar a pleno rendimiento durante varios días.

Amazon ha subrayado, en un comunicado, que la mayoría de los empleados de sus instalaciones de la localidad de San Fernando de Henares (Madrid), donde está convocada la huelga, han trabajado durante la jornada de este martes y han procesado los pedidos de los clientes.

Asimismo, la compañía ha insistido en que es una empresa "justa y responsable" y en que mantiene un diálogo "directo y abierto" con sus trabajadores.

EL HUFFPOST PARA IKEA