POLÍTICA
17/07/2018 17:53 CEST | Actualizado 17/07/2018 17:54 CEST

Sánchez apuesta por votar un nuevo Estatuto en Cataluña

Para buscar una solución "valiente y audaz".

Lastra y Sánchez
GTRES
Lastra y Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expresado este martes su disposición a explorar soluciones políticas "valientes y audaces" para resolver la crisis política en Cataluña pero, eso sí, ha advertido a los independentistas catalanes de que será siempre dentro del marco de la Constitución.

En su réplica en el Pleno del Congreso a los portavoces de Esquerra Republicana (ERC) y del PDeCAT, Sánchez ha asegurado que su Gobierno está abierto a abordar con ambos partidos y también con el resto de grupos del Parlament una solución para Cataluña.

Aunque ha dicho ser "consciente" de que existen "enormes diferencias" entre el PSOE y las formaciones independentistas para encontrar una salida al conflicto, el jefe del Ejecutivo ha subrayado que "lo importante" no es ver a qué se renuncia, sino ver en qué se está dispuesto a llegar a acuerdos.

Se resolverá "votando" pero no la ruptura

Sánchez ha asegurado que la crisis en Cataluña "sólo se resolverá votando", pero no votando una "ruptura", como pretenden Esquerra Republicana (ERC) y el PDeCAT con su petición de un referéndum separatista, sino un acuerdo para reformar el Estatut.

En este punto, ha recordado a los secesionistas que tanto para modificar el Estatuto de Cataluña como para aprobar una Ley Electoral para esa comunidad, se necesitan tres quintos del Parlament, "y eso a día de hoy no lo tienen" para impulsar el derecho a la autodeterminación que promulgan ERC y el PDeCAT, "más allá de las cuestiones constitucionales o de índole política".

Sánchez considera "evidente" que la sociedad catalana está "profundamente dividida" y ha dicho que por eso su Gobierno está dispuesto a estudiar soluciones políticas "audaces" pero en el marco de la Carta Magna de 1978, "que es el gran consenso que nos une a todos", ha remarcado.

Presentación de las medidas de Pedro Sánchez en el Congreso

Sánchez y Torra en La Moncloa