TENDENCIAS
22/07/2018 10:14 CEST | Actualizado 22/07/2018 10:17 CEST

Kameron Hurley: "Si eres lesbiana, mujer y negra lo tienes todo en contra"

Hurley acaba de publicar su libro 'La revolución feminista geek'.

CARLOS PINA

Es escritora de ciencia ficción y su obra más conocida es Las estrellas somos legión. De ella, uno de sus haters dijo que era un libro que trataba sobre "Lesbianas en el espacio" y la autora de la que hablamos, Kameron Hurley, decidió rebautizarlo así. "¡Va exactamente de eso!", bromea en una sala de un céntrico edificio de Madrid. Se reapropió de esa forma despectiva de calificar su libro y está convencida de que la gente empezó a comprarlo más cuando veía el cartel de Lesbianas en el espacio en las librerías. Todo gracias a esa persona que perdió un segundo de su vida en querer herirla.

Hurley ha visitado la capital para presentar su libro La revolución feminista geek, un conjunto de varios ensayos escritos en internet. Uno de ellos ha ganado el premio Hugo y se hizo viral. También ha pasado por el festival de terror y ciencia ficción Celsius 232, por lo que dice estar "encantada" con la estancia.

¿Por qué te decidiste a escribir este libro?

Ya había escrito todos los ensayos. Los publiqué online años antes de que saliera el libro. Fue mi agente quien se puso en contacto conmigo para decirme que era el momento de recopilarlos en un libro. Sobre todo porque había ganado el premio Hugo con uno de ellos, que se ha convertido en viral y que funciona muy bien con la gente. Yo pensé "buf vaya trabajo me espera", pero él me dijo que recopilaba todo y se lo mandaba a los editores. Efectivamente, lo mandamos a distintas editoriales, decidieron comprarlo y ahí está. Además se publicó en un momento idóneo en la cultura geek o friki.

También en la sociedad, ¿no? Hay quien dice que "ha llegado el momento de las mujeres"

Sí. Creo que ha habido varias oleadas del movimiento feminista y que cada una avanza más que la anterior. Estamos en una época en la que las mujeres avanzamos pero quizá no tanto como podríamos. Ha habido reticencias por parte de alguna minoría, gente nostálgica del antiguo status quo... Pero es parte de la historia de la humanidad. No solo del feminismo: tienes que dar una serie de avances y luego de retrocesos. Tres pasos hacia delante y dos hacia atrás.

¿Cómo es el machismo en el mundo geek? ¿Es más explícito que en el día a día de la sociedad?

La situación es semejante a la del resto de la sociedad. Se habla mucho de eso: de que la fantasía o ciencia ficción es un género tradicionalmente para varones y que debe ser mucho más machista que el resto. Pero no es verdad. No es peor que cualquier otro lugar de trabajo dominado tradicionalmente por varones con muy pocas mujeres. Lo que vivo en mi trabajo es semejante a lo que vivo en el mundo de la ciencia ficción. Nos enfrentamos al mismo tipo de desplantes, a tener que demostrar una y otra vez tu valía... La situación ha ido mejorando, las feministas más jóvenes piden mucho más, como debe ser. Y toleran mucho menos. Eso es fabuloso.

A los 26 años estuve apunto de morir y me di cuenta de que la vida pasa en un suspiro y al que no le guste lo que hago, pues oye mira...

¿Cómo actúas tú con tus haters?

Ni caso. No reacciono. Empecé en 2004 con un blog feminista que se llamaba Brutal Woman y allí me decían auténticas burradas en los comentarios. Cosas horribles. Al final acabé por acostumbrarme a ver ese tipo de chorradas cada dos por tres. Acabé por desactivar los comentarios.

Tengo una carpeta de "hate-mail" o correo del odio. Existe esa carpeta, mi asistente lo filtra y si me apetece echarle un ojo, lo miro. Si no, paso. En Twitter puedes bloquear a la gente y puedes filtrar direcciones de correo. Mi obra no es para esa gente. Es verdad que, a veces, cuando veo reseñas, me encuentro con alguna negativa pero por lo general me parto. Me acabo por reír.

A los 26 años estuve apunto de morir y me di cuenta de que la vida pasa en un suspiro y al que no le guste lo que hago, pues oye mira... ¿Que alguno puede ser un chalado peligroso? Sí. ¿Puede venir a unas jornadas y pegarme un tiro? Sí, pero también me puede atropellar un autobús. Así que prefiero seguir adelante con mi vida y en lugar de quedarme callada prefiero seguir hablando y además hablando con otras mujeres. Que eso les cabrea mucho y yo me pongofeliz de la vida.

CARLOS PINA

¿El machismo que tu recibes son amenazas?

Sí. Correos poniéndome a parir y amenazas del tipo "ojalá te mueras" o cosas así. Pero vamos, de momento nada más serio. Aunque date cuenta de que es horrible decir "bueno, no pasa nada, son amenazas de muerte y de violación". Vivimos en un mundo en el que eso acabas por asumirlo. Llevo 13 años recibiendo cosas así y es muy triste que en eso se haya convertido mi día a día. Eso sí me molesta o me cabrea: que tengamos aún que lidiar con cosas así.

Pero por desgracia las redes no tienen una regulación clara en este sentido. La sociedad sigue aceptando que se digan animaladas a las mujeres y a otros colectivos sin que los defendamos. Solo parece que hay reacción si los afectados son hombres blancos y eso es muy triste.

La sociedad sigue aceptando que se digan animaladas a las mujeres y a otros colectivos sin que los defendamos.

¿Crees que con las nuevas tecnologías el machismo se ha transformado? ¿Se oculta detrás del anonimato de la pantalla?

Sí, y para arreglarlo hay que legislar sobre redes sociales. Los cambios tienen que ser a un nivel mucho más elevado: hay que legislar sobre el discurso del odio. En Alemania, por ejemplo, Twitter directamente prohíbe a los nazis tener cuenta. ¿Por qué no hacemos el resto en el mismo del mundo? ¿Por qué las compañías no participan en la forma de la que se expresan sus usuarios? En eso consiste la creación de una comunidad. Hay que dejar claro que el discurso del odio debe tener consecuencias. Que no está bien, que no es correcto. Y si ocurre en la vida real, ¿por qué no online? Necesitamos que los códigos de conducta se apliquen.

¿Qué te mosquea más? ¿La invisibilización de las mujeres creadoras en la ciencia ficción o la sexualización de los personajes?

Todo. Como creadora, te expones en cada entrevista, libro o acto en general. La sociedad asume una serie de cosas por mi aspecto. Cuando digo que soy escritora se piensan que escribo historias de amor. Románticas. Y cuando les digo que es ciencia ficción se quedan boquiabiertos. El machismo, el sexismo, la sexualización de los personajes... La forma que tengo de luchar contra eso es no consumir productos de medios que deciden usar esa sexualización. Es la única manera que tengo de atacarlos. Atacar el bolsillo es la única manera de lograr un cambio.

Muchas personas han descubierto que sus ídolos, actores o directores de cine favoritos son acosadores, violadores o machistas. ¿Cómo reaccionamos a esto? ¿Dejamos de consumir su producto?

A mí me encantan por ejemplo las novelas de Conan y son muy problemáticas. Robert Howard era un racista del copón. Para mí, lo que acabo de decir no equivale a no leer los clásicos sino a leerlos dándote cuenta de que son problemáticos. Aunque te guste la obra tienes que darte cuenta de lo que es. Se puede seguir hablando de obras sobre las que surgen muchos interrogantes y pedirles que sean mejores. A lo mejor leo las novelas pero no les hago publicidad. Hay formas de disfrutar algo sabiendo que es problemático y que tiene fallos. Puedes decir: es una buena obra pero tiene defectos.

¿Sabes lo que ha pasado en España el 8M? Muchas mujeres se declararon en huelga y algunas de ellas ni siquiera fueron a trabajar. ¿Qué te parece?

Me parece fantástico. Debería repetirse. Ojalá hubiera más acciones así en EEUU. Tienen que ser acciones pacíficas y con visibilidad. Hay un ejemplo bueno en Nueva York: los basureros hicieron una huelga durante 9 días y la basura se acumuló en las calles. Como es una isla, eso apestaba. Nadie había pensado en los basureros hasta que dejaron de hacer su trabajo. Y desde entonces es uno de los trabajos mejores pagados de Nueva York porque se dieron cuenta de la importancia que tenía. Y eso es lo mismo que me comentabas del caso de la huelga del 8M. ¿Qué pasa si las mujeres no van al trabajo? La sociedad no debe dar por sentadas a las mujeres.

CARLOS PINA

¿Hay doble discriminación por ser lesbiana y mujer?

Sí. Desde luego: lesbiana, mujer y negra lo tienes todo en contra. El feminismo se cruza o tiene puntos de contacto con otras formas de opresión y tenemos que ser conscientes de que hay mujeres que lo van a tener más difícil que otras. Por ejemplo para hablar en voz alta o porque la presión se ejerce desde más de un grupo. Tenemos que ser conscientes de ello y reconocerlo.

Todos hemos empezado a saber lo que significa el fascismo. La historia nos dice que tardaremos décadas en librarnos de estos elementos horribles metidos en nuestra sociedad.

¿Hay algo de esperanza en un mundo donde Donald Trump es presidente de EEUU?

Antes de mejorar, las cosas empeoran. Eso nos lo ha enseñado la historia. Una de las cosas positivas en EEUU es que la izquierda está mucho más unida de lo que ha estado en el pasado a la hora de resistir. Porque la situación es terrible para todo el mundo. Todos hemos empezado a saber lo que significa el fascismo. La historia nos dice que tardaremos décadas en librarnos de estos elementos horribles metidos en nuestra sociedad. Las cosas han pegado un vuelco a la derecha y yo quiero que ocurra con la izquierda. No quiero acabar con la esperanza de todo el mundo... Creo que todavía hay posibilidades de organizarnos.

11 cosas que siempre quiso saber sobre el sexo lésbico pero nunca se atrevió a preguntar