INTERNACIONAL
24/07/2018 05:49 CEST | Actualizado 24/07/2018 05:49 CEST

Canadá identifica al autor del tiroteo de Toronto como Faisal Hussein

La ausencia de la Policía montada, encargada del antiterrorismo, parece descartar esa posibilidad.

Toronto Star via Getty Images

Las autoridades canadienses han identificado al autor del tiroteo de Toronto de este lunes como Faisal Hussein, que disparó contra decenas de personas en una de las principales calles de la ciudad. Una niña de 10 años y una joven de 18 perdieron la vida.

Según la Policía de Toronto, el presunto responsable de los disparos tiene 29 años y murió poco después del ataque tras un enfrentamiento con la Policía. La familia del asesino ha emitido un comunicado informando de que Hussein ha luchado contra enfermedades mentales durante toda su vida.

Una de las víctimas mortales de Hussain también ha sido identificada por el Partido Liberal, al que pertenecía, como Reese Fallon, de 18 años. La Policía todavía no ha nombrado a ninguna de las demás.

El jefe de Policía de Toronto, Mark Saunders, apunta que 16 personas, incluido el autor, sufrieron impactos de bala. La edad de las víctimas, ocho mujeres y siete hombres, oscila entre los 10 y 59 años.

El comunicado de la familia Hussain, que informa de que el autor del tiroteo padecía psicosis y depresión, y ningún tratamiento parecía hacerle efecto.

Las autoridades no han ofrecido detalles sobre los 13 heridos en el ataque, que se inició a las 22.00 hora local del domingo (02.00 GMT del lunes) en la avenida Danforth, el corazón del llamado "barrio griego" de Toronto. Otras fuentes rebajan la cifra a 12. Sus edades oscilan entre los 17 y los 59 años.

Mañana está prevista la autopsia al cadáver de Hussain para determinar si falleció a consecuencia de los disparos de la policía o si se suicidó. Los investigadores policiales han localizado, por otro lado, el domicilio del agresor.

¿Violencia 'incel', que se ceba con las mujeres?

Saunders no ha querido "especular" sobre los motivos del ataque, que se produce en medio de una de las peores olas de violencia que ha vivido la mayor ciudad canadiense en más de una década, con tiroteos casi a diario desde que se inició el verano.

El jefe de Policía considera que es demasiado pronto para señalar las causas, aunque la ausencia de la Policía Montada de Canadá, encargada de las investigaciones sobre terrorismo, parece eliminar de momento esa posibilidad.

El responsable policial tampoco ha querido responder a las preguntas sobre si el tiroteo podía ser un ataque incel, en referencia a una subcultura misógina que ha aparecido en los últimos años arropada por los foros online y que significa "celibato involuntario".

Toronto ya fue escenario este año de un ataque vinculado a incel cuando en abril Alek Minassian, un joven de 25 años de la ciudad, arrolló a decenas de personas con una furgoneta en una calle principal. El terrorista, que fue capturado poco después, ocasionó 10 muertos y 14 heridos, en su mayoría mujeres.

Saunders se ha limitado a subrayar que "es demasiado pronto para descartar cualquier cosa".

El alcalde carga contra la libertad para comprar armas

Entretanto, distintos responsables políticos canadienses han condenado el ataque. "La población de Toronto es fuerte, resiliente y valiente, y le apoyaremos en estos difíciles momentos", ha señalado el primer ministro del país, Justin Trudeau.

El alcalde de Toronto, John Tory, ha criticado durante en el Ayuntamiento las leyes que permiten que una misma persona compre un número ilimitado de armas. Cree que la ciudad está inundada de armas y solicita a las autoridades provinciales y federales un mayor control de las ventas de armamento.

El tiroteo se produjo en la avenida Danforth de Toronto, una zona repleta de restaurantes y terrazas. Las imágenes captadas por móviles de testigos muestran a un individuo caminando por la avenida Danforth con la cabeza cubierta con una gorra de béisbol y una bolsa en el hombro.

Al llegar a un local, se gira y abre fuego con una pistola que lleva en su mano derecha. El supuesto autor de los disparos fue localizado en una calle cercana a la avenida Danforth, donde se produjo un enfrentamiento con agentes de Policía y poco después fue encontrado muerto.

EL HUFFPOST PARA ACNUR