TENDENCIAS
23/07/2018 07:33 CEST | Actualizado 23/07/2018 07:34 CEST

Lori Meyers: "Creo que la gente está empezando a hartarse de tanto festival"

El conjunto granadino hace balance de sus 20 años de carrera, habla de la industria musical, los festivales y de su Granada natal.

Promo Sin Fronteras

20 años, seis discos a las espaldas y muchas canciones memorables. Lori Meyers celebra que en 1998 Antonio Noni López (voz y guitarra), Alejandro Méndez (voz y guitarra), Alfredo Núñez (batería) y Julián Méndez (bajista del grupo hasta 2006) se uniesen en la localidad granadina de Loja bajo el nombre de uno de los temas más conocidos de la banda de punk NOFX. Eran jóvenes, estaban en la edad de hacer Viaje de estudios(2004) y, para ellos, este fue su primer disco.

Al hacer balance, el trío nazarí asegura que el tiempo "ha pasado volando" y que la música les ha hecho las personas que son. En este repaso no faltan nombres de compañeros como Love of Lesbian, Los Planetas, Supersubmarina o Sidonie. A pesar del cariño a esta escena indie de la que forman parte dicen que en la música hay mucho inmovilismo, a lo que se suma que los grupos alternativos sean, en su mayoría, "de clase media-alta". Lo que sí que han notado son cambios en la industria, que sigue basada en el hit aunque ahora con "más mierda" por la presencia de Internet, en los festivales y en su Granada natal.

Con 20 años, 21 canciones no quieren hacer un homenaje al uso, dicen que eso es para gente más mayor. Para ellos, dos décadas no son nada.

¿Qué balance hacéis de estos 20 años?

Noni López: Muy bueno. La música nos ha hecho ser las personas que somos. Hemos tenido un periodo de aprendizaje extra que mucha gente no puede tener, como viajar tanto y, sobre todo, trabajar y dedicarte a algo que te gusta durante 20 años. Para nosotros el resumen es que han pasado volando. También empezamos muy jóvenes, teníamos 18, 16, 17 años. Teníamos una edad que podíamos plantearnos estudiar, hacer música... Y de repente te dicen que grabes un disco, que eso va para delante, pasan los 20 años y tienes seis. Nosotros decimos que esto es un inciso, una mirada atrás, pero esperemos que todavía nos quede.

Pero sin dejar de pensar en el futuro, ¿no?

Noni: Para nada. Somos gente joven, los homenajes son de gente mayor. Lo hacemos a la mitad y luego solo haremos el póstumo.

Internet y las redes sociales también hacen que haya más mierda"Noni, voz y guitarra de Lori Meyers

¿Qué le diríais a un chaval que empieza ahora en la música?

Noni: La industria está muy mal. Está muy complicado salir, aunque antes también porque no había internet ni otros focos fuera de las discográficas. Así que les diría que fuesen ellos mismos. Lo típico, pero es verdad. Los grupos nóveles ven a otras bandas guais y quieren ser como ellos. Les digo que sean distintos y que eso es el camino más recto para llegar a tus referentes, como nos pasaba a nosotros con los grupos alternativos anglosajones. Intentar hacerlo diferente.

¿Ayuda de verdad internet? ¿Cómo os lleváis vosotros con las redes sociales?

Alejandro Méndez: Ayuda y perjudica. Los hay que están más pendientes de las redes sociales que de la canción. Es una herramienta y como cualquier otra hay que aprender a usarla.

Noni: Hace que la criba sea más grande, antes era muy pequeñita: solo los representantes o las discográficas. Ahora la gente puede escoger algo que no ha pasado por el filtro de una multinacional o de un sello importante. Tiene sus cosas positivas, pero también hace que haya más mierda. Si la criba es más grande entra casi todo, pero el usuario es el que debe saber elegir y beneficiarse de algunos aspectos.

No puedes dejar que la música sea un artículo de lujo"Noni, voz y guitarra de Lori Meyers

¿Y qué pensáis del concepto indie?

Noni: Pensamos que es como una olay como todas, suben y bajan. A nosotros nos pilló en la subida de la primera onda, con Los Planetas, Mercromina y demás. Luego vinieron otros grupos que quisieron hacer ese sonido y se unieron. Ahora con el trap pasará lo mismo, esa ola bajará dentro de poco y ya no será tan guay... Va a pasar con cada cosa que se invente y que la gente siga. ¿Qué le vas a regañar y decirles que no escuchen reguetón? No tendrías tiempo, se te acabaría la vida. Cada uno que tenga sus gustos y haga las cosas a su manera.

¿Creéis que habría que luchar por ciertas políticas en el indie? Por ejemplo, la censura como hicieron en el rap con Valtonyc.

Noni: Es muy difícil en este género porque son todos clase media-alta.

Alfredo Núñez: Este tema es mejor hablarlo a nivel personal y no grupal, para no malinterpretarlo. Creo que todos estamos de acuerdo en que la libertad no se debe coartar de ninguna manera. Hay que tener educación en cada cosa que se hace, pero igualmente la censura no es el avance de una sociedad. Hay que tener ciertos valores, cierta educación para hacer las cosas. A nivel personal, no de Lori Meyers.

Promo Sin Fronteras

¿Y del cambio de Gobierno? ¿Traerá la deseada bajada del IVA a la música?

Alejandro: Ya han bajado el del cine y el de la música tendría que bajar. Todo esto viene de una época que se apretaba a todo el mundo porque no había pasta e iba a ser una cosa temporal.

Noni: No puedes dejar que la música sea un artículo de lujo, vale que algunos grupos sean clase media, pero tanto... (risas). Luego está el tema de la SGAE, de la industria musical.... Parece que los músicos no pueden recibir más palos. Se están empezando a movilizar y arreglar cosas. No queremos ser los Roxy Music y estar por Los Ángeles con un Ferrari, pero sí que se nos valore y que no solo los terciarios los que se están enriqueciendo.

Alejandro: Es un colectivo bastante inmovilista y no solo hay que arreglar lo del IVA. También la forma que estamos dados de alta en la Seguridad Social, el epígrafe que tenemos que es el de "artistas y toreros". Hay que darse de alta como autónomo, incluso para trabajar en una empresa. Pero esto no pasa solo con los músicos, también con los diseñadores gráficos, periodistas...

Noni: No puedo estar comprándome una guitarra cada cierto tiempo, que cuesta un dineral. Hago una inversión cada mucho, porque ¿qué desgravo? ¿capotes? ¿el gorro este de los toreros?

Alfredo: Podemos comprar una plaza de toros.

Noni: La usamos para hacer conciertos y la llenamos (risas).

¿Creéis que en Granada sigue habiendo ese caldo de cultivo musical del que hablábais en En Granada es posible [documental sobre la escena musical granadina]?

Alejandro: Lo sigue habiendo, aunque después de nosotros se paró la cosa. En los 90 estaban Los Planetas, en los 80 los 091 aunque un poco más por el Sur y en los 2000 nosotros. A nivel nacional hemos todos tenido una carrera. Ahora hay muchos, pero parece que ninguno destaca.

Noni: Pero si están boicoteando la ciudad con el puto AVE, ¿cómo van a salir? Desde que empezaron las vías, salimos nosotros y desde entonces están allí encerrados, no pueden (risas).

Alejandro: Bueno, también se están haciendo cosas buenas, se pueden hacer conciertos en la calle, que antes no podían hacerse y hay plataformas asociadas con el Ayuntamiento que están permitiendo que haya más espacios públicos para tocar. Están suavizando las leyes para los garitos, se está suavizando poco a poco.

Sin embargo, Murcia está en su punto álgido.

Alfredo: Murcia es una región que ha invertido mucho en música alternativa: se ha escuchado música indie, hay festivales como el SOS. Eso ahora está dando sus frutos. Cuando cultivas algo y lo das a conocer a la gente, al final salen grupos.

Alejandro: Y en Murcia también hay más dinero que en Granada.

Creo que todos estamos de acuerdo en que la libertad no se debe coartar de ninguna manera"Alfredo, batería de Lori Meyers

Y el tema de los festivales, que hasta hace poco en Granada no había.

Noni: Ahora hay dos, pero antes no había nada .

Alejandro: En Granada hay un problema de generar riqueza: es muy turística, pero no genera dinero. Eso se resume en que el Ayuntamiento tiene menos pasta, las empresas no vienen.

Noni: Pero la pasta no hace grupos, sí que puede poner instalaciones, festivales... Pienso que lo del AVE es un boicot a los grupos granadinos desde nosotros. Han cortado las vías y han dicho de aquí no sale nadie (risas).

¿Y hay demasiados actualmente?

Alejandro: La gente creo que está empezando a hartarse de tanto festival. No es la primera vez que nos lo preguntan.

Noni: Creo que hay muchos festivales, pero que no todos van a aguantar. Los que cuiden a su público, que les pongan los servicios necesarios, que las condiciones del sonido sean correctas... Los que tengan una marca de identidad y digan "de este palo voy yo" aguantarán. Cuando esta ola de festivales y grupos bajen, muchos caerán.

Promo Sin Fronteras

Parece que los grupos viven más ahora de los festivales y conciertos que de la venta.

Alejandro: No te creas, los festivales se aprovechan también de grupos pequeños que se dan de hostias por ir y tocar media hora. El minuto en el festival está carísimo, a no ser que seas un grupo grande, porque en contraprestación les escucha mucha gente. Pero no se gana tanto, nosotros ya sí porque somos un grupo con trayectoria, pero los nuevos tienen que hacer sala, es cómo se empieza.

Noni: También hay menos salas que en los 90. Con las leyes de medioambiente se tuvieron que actualizar y muchas cerraron... Nosotros pasamos de salas de 150 personas a las de 700 que no existían en muchas ciudades, los teatros no siempre están preparados para aguantar una estructura de luces, y los festivales siempre tienen esas ventajas técnicas. Así que de repente, se fue quedando todo en aprovechar los veranos para tocar lo máximo posible.

Alejandro: La gente consume menos discos y más listas de reproducción. El tema de las descargas parecía que iba a hacer que la gente consumiera más trabajos completos y lo que hacen es que se descarguen canciones sueltas y hacen listas. La gente sigue basándose en hits. Eso siendo lo más importante para que un grupo suba o baje, en ese sentido no ha cambiado.

Noni: Lo que si han cambiado son los festivales que ahora son mucho más profesionales. Antes alguno parecía que era un como campo de concentración. Creo que ese cambio se debe a que han tenido bajones de público y habrán recapacitado que no es solo sacar dinero y agobiar a los muchachos. También es importante la diversión y hacer un buen show. Si lo haces bien con ellos, el público sale súpercontento, pero antes salían pensando "esto no es lo que he pagado".

No puedes juzgar la calidad artística de una persona por 30 segundos cantando la canción de otro"Alfredo, batería de Lori Meyers

Y de los talent show musicales, ¿qué pensáis?

Noni: A mí solo me gustan de cocina.

Alfredo: Ahí lo que hay es una devaluación de la música. No puedes juzgar la calidad artística de una persona por 30 segundos cantando la canción de otro. Es decir, versiones y composiciones hechas.

Noni: Bueno, este año creo que había gente que sí sabía componer.

Alfredo: Pues que hagan un disco y lo demuestren, que lo oigamos todos.

Noni: Los valores de la música no son esos, nosotros acabábamos un concierto y nos íbamos a abrazar a nuestros amigos y compañeros: a Supersubmarina, a Love of Lesbian... No entendemos a la música como competición: mi grupo mola, pero los demás también. Nos alegramos de los éxitos de Sidonie, de todos los colegas de la profesión y de nuestra rama alternativa. No pienso en la música como competición, un número o un puesto. Muchos realities caen en ese fallo de ese tipo de competición, no es el verdadero sentido de la música. La música abre sentimientos, no competitividad entre compañeros. Eso nunca me lo han enseñado y no lo entiendo.

¿Con qué grupo os gustaría colaborar en un próximo proyecto?

Noni: Habíamos pensado en todos, cantando "We are the world, we are the children..." [cantando]. Y seguro que los de Sidonie traían una taza o algo, la liaban con algo.

Alejandro: Seguro que alguno te dice que sí.

Noni: Si les dices que hay salchichón y cerveza vienen. Vamos, voy hasta yo (risas).

¿Con qué os quedaríais de este tiempo, como un Viaje de estudios (2004) o como La Espiral (2017)?

Alejandro: Es una continuidad, no creo que haya que elegir.

Noni: Hemos seguido con nuestro margen, nuestro estilo y queremos seguir estirándolo en el próximo trabajo.