NOTICIAS
26/07/2018 13:46 CEST | Actualizado 26/07/2018 13:57 CEST

La llegada de migrantes a las costas andaluzas desborda los servicios de atención

CETI, polideportivos, barcos, patios... Inmigrantes y refugiados son atendidos en la zona del Estrecho y Alborán de la mejor manera posible, pese al incremento de pateras.

Un grupo de migrantes rescatados por Salvamento Marítimo, asistidos antes de desembarcar en el puerto de Algeciras, el pasado 23 de julio.
Jon Nazca / REUTERS
Un grupo de migrantes rescatados por Salvamento Marítimo, asistidos antes de desembarcar en el puerto de Algeciras, el pasado 23 de julio.

La oleada migratoria que han sufrido las costas andaluzas en los últimos días ha provocado la saturación de los servicios de atención habilitados para los inmigrantes rescatados tanto en aguas del Estrecho de Gibraltar como del mar de Alborán. Lo corroboran fuentes de Salvamento Marítimo y de Cruz Roja citadas por EFE y Europa Press.

Desde el lunes, más de 1.200 personas han sido rescatadas por los dispositivos de Salvamento Marítimo y la Guardia Civil en las costas andaluzas, en las que se ha sobrepasado ya el número de inmigrantes llegados en todo el año pasado. Hasta el pasado 20 de julio habían sido rescatados en las costas andaluzas 17.169 inmigrantes, cifra que supera los 16.678 que fueron atendidos en todo el 2017 por Salvamento Marítimo. El aumento de llegadas de pateras sobrepasa la capacidad de los dispositivos de recepción de inmigrantes.

Salvamento Marítimo rescató sólo ayer en el Estrecho de Gibraltar a 392 inmigrantes en más de medio centenar de pateras, que se suman a los que han llegado en los últimos días a las costas gaditanas.

En el pabellón polideportivo de Algeciras (Cádiz), habilitado para trámites ante la saturación de las comisarías de la provincia, hay hoy unos 300 inmigrantes, 150 de ellos con los trámites ya cumplidos y a la espera de que las ONG puedan ofrecerles un lugar en el que acomodarse mientras continúan su proceso migratorio o si son marroquíes vuelven a su país. El diario El País añade que unos 50 migrantes han pasado la noche en el patio de una comisaría, por falta de espacio.

Esta saturación ha provocado que 105 de los inmigrantes rescatados y llevados a Algeciras hayan sido trasladados al buque María Zambrano, en este puerto gaditano, ya que el pabellón habilitado en esta localidad estaba completo.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) de Cádiz ha denunciado, ante estos números, la saturación de la Comisaría de la Policía Nacional en Algeciras y la situación de los policías de Extranjería que "llevan un mes casi sin descansar", según ha explicado la secretaria general de este sindicato, Carmen Velayos.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Jon Nazca / Reuters
Un grupo de migrantes descansa en el puerto de Tarifa, tras ser rescatados en el Estrecho.

Otros 203 inmigrantes rescatados ayer cerca de Tarifa (Cádiz) han sido trasladados al puerto gaditano de Barbate, según Salvamento Marítimo. Tras pasar por los trámites policiales, otros inmigrantes han sido trasladados al pabellón de La Mirandilla de Cádiz, donde hay alojados 96 y se prevé que con el paso de las horas la cifra se eleve a 150, y al polideportivo municipal Kiko Narváez de Jerez de la Frontera, que alberga a otros 200.

Además, otro grupo de 200 inmigrantes han sido acogidos desde hoy en el Palacio de Deportes Vistalegre de Córdoba procedentes de las costas de Cádiz, donde permanecerán un tiempo indeterminado antes de que los transfieran a otros destinos.

Asociaciones de derechos humanos y vecinales han avisado de que en municipios como Chiclana y Medina Sidonia se están empezando a ver grupos de inmigrantes y refugiados que no saben bien dónde ir, una vez que finaliza el periodo de detención de 72 horas, en el que se les debe identificar para saber si pueden ser devueltos a sus países de origen o emprender el proceso de asilo.

También en Motril

En la zona de mar de Alborán, donde la llegada de pateras también está siendo masiva, la Policía Nacional volvió a habilitar la pasada noche un pabellón de deportes en Motril (Granada) para acoger a 35 inmigrantes, entre ellos dos mujeres, que fueron rescatados ayer por Salvamento Marítimo y que se alojaron en el pabellón deportivo ante la falta de espacio en el Centro de atención temporal (CETI) del puerto granadino.

Esta es la tercera vez que esta instalación deportiva, ubicada en la zona norte de la ciudad, está siendo utilizada como centro de atención temporal de inmigrantes por la falta de espacio.

Infraestructuras de emergencia

El Ministerio de Trabajo ha celebrado en Cádiz una reunión de coordinación para preparar el plan de choque para atender a los inmigrantes, en la que se ha decidido que el puerto de Campamento, en San Roque, será el único habilitado para desembarcar en la provincia a los rescatados de las pateras en la zona. Según fuentes de Defensa, la Unidad Militar de Emergencias (UME) está colocando literas para unas 500 personas en el centro temporal der acogida que se está levantando en el puerto a tal efecto.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

Ante esta situación, la presidenta andaluza, Susana Díaz, ha pedido una reunión "cuanto antes" de la Conferencia Sectorial de Política Migratoria en España para compartir la "responsabilidad" ante el flujo de migrantes, que es "colectiva y compartida" y debe ir "más allá de la solidaridad". Díaz, que ha extendido ese llamamiento a la responsabilidad al resto de países europeos, ha recordado que ya trasladó al presidente del Gobierno, su compañero de partido Pedro Sánchez, la necesidad de que se reúna "cuanto antes" la conferencia sectorial en España para abordar el asunto y "distribuir el esfuerzo".

La presidenta andaluza, que se ha mostrado convencida de que se producirá ese reparto de esfuerzos en el marco de la conferencia sectorial, ha incidido en que los países de la Unión Europea deben asumir también esa "responsabilidad colectiva" porque la atención a los inmigrantes no debe ser algo "voluntario", sino "obligatorio".

PRIMERA RUTA A EUROPA POR MAR

España superó hace una semana a Italia en el número de inmigrantes que llegan a territorio europeo tras atravesar el Mediterráneo, según datos de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM).

Desde el 1 de enero hasta el 15 de julio, 18.016 migrantes tomaron la ruta occidental (que une Marruecos o Argelia con España) para alcanzar las costas europeas, mientras que 17.827 atravesaron el mar por la ruta central (entre Libia e Italia). Entre el 1 y el 15 de julio pasados llegaron a España 2.940 migrantes a través del mar, mientras que 1.250 lo hicieron a territorio italiano. En los últimos cinco meses una media de 54 personas fueron rescatadas del mar mientras intentaban cruzar el Mediterráneo para llegar a nuestro país.

La del Estrecho de Gibraltar siempre ha sido una ruta usada por los migrantes para acceder a Europa, que durante unos años bajó de intensidad porque se apostaba más por Turquía y Grecia (hasta que el bloqueo de la UE lo hizo imposible), pasando luego por el Mediterráneo central (hacia Italia, sobre todo) y ahora, de nuevo, vuelta por España. El motivo es que se han ido sellando las rutas más orientales, por presiones de vigilancia y seguridad, lo que lleva a los migrantes (y a las mafias) a mirar al norte de África.

CEAR cree que a lo largo de 2018 se batirá un nuevo récord de peticiones de asilo, ya que eran 17.000 las contabilizadas a mediados de mayo frente a las 31.120 de todo 2017.

Desembarco del Open Arms

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- España supera a Italia en llegadas de inmigrantes tras cruzar el Mediterráneo

- La Guardia Civil desarticula una organización criminal dedicada al tráfico de personas desde Marruecos a España

- Ábalos: España tiene que ser humanitaria, pero no "convertirse en el Salvamento Marítimo de toda Europa"