INTERNACIONAL
31/07/2018 01:36 CEST | Actualizado 31/07/2018 01:36 CEST

El coste de la guerra comercial de Trump para los estadounidenses: 39.000 millones

Según cálculos de la Cámara de Comercio de EEUU.

AFP/Getty Images

La Cámara de Comercio de EEUU ha calculado que los paquetes de ayuda a los sectores afectados por las represalias contra los aranceles de Donald Trump pueden costar 39.000 millones de dólares a las arcas públicas del país, según un estudio.

El análisis de la Cámara concluye que el Gobierno de Trump debería asumir ese coste si quiere asistir de igual manera a todos los damnificados por las medidas de otros países en contra de la subida de los aranceles, tal como ya ha hecho con los agricultores.

Trump ya ha lanzado un plan valorado en 12.000 millones de dólares para compensar a los agricultores perjudicados por los gravámenes que otras naciones han impuesto a productos estadounidenses. La Cámara ha hecho sus cálculos basándose en los subsidios aprobados para el sector agrícola.

Trump ya ha lanzado un plan de 12.000 millones de dólares para compensar a los agricultores.

Entre sus proyecciones, calcula que Trump debería ayudar con 811 millones a los pescadores, 632 millones a los astilleros y con 4.600 millones a los productores de acero y aluminio, entre otros.

"Seamos claros: la mejor manera de proteger a las industrias estadounidenses de las consecuencias perjudiciales de una guerra comercial es evitar entrar en una guerra comercial en primer lugar", ha recalcado la Cámara.

El primer paquete de ayuda irá sobre todo a la soja, leche y carne de cerdo

El cuantioso paquete de ayuda agrícola aprobado la semana pasada se destinará principalmente a los productores de soja, leche y carne de cerdo, algunos de los sectores más castigados por los gravámenes impuestos por China y otros países.

La primera oleada de aranceles de Washington incluyó un castigo del 25% a importaciones chinas por valor de 34.000 millones de dólares, una medida a la que Pekín respondió de igual manera.

A los pocos días, el Gobierno de Trump volvió a implantar gravámenes a los bienes importados de China, en este caso por valor de 200.000 millones de dólares, motivando contramedidas del Ejecutivo chino de Xi Jinping.

EEUU también ha incrementado la tensión con otros países, incluyendo socios históricos como la Unión Europea, Canadá y México, al imponer aranceles del 25% y 10% a sus importaciones del acero y aluminio, respectivamente, un gesto que también ha sido respondido con represalias desde estas regiones.

SOMOS LO QUE HACEMOS