INTERNACIONAL
01/08/2018 02:06 CEST | Actualizado 01/08/2018 04:51 CEST

12 heridos en estado crítico tras desplomarse un avión de pasajeros en Durango (México)

A bordo del vuelo iban 103 personas y todas han sido halladas con vida.

Al menos 12 personas heridas se encuentran en estado crítico tras desplomarse un avión de Aeroméxico con 103 personas a bordo en las inmediaciones del aeropuerto de Durango (norte de México). Todos los pasajeros han sido rescatados con vida y no ha habido de momento víctimas mortales.

El portavoz de la Secretaría de Salud del estado de Durango, Fernando Ros, ha informado a la prensa de que 98 personas han salido lesionadas. Cerca de 50 han tenido que ser atendidas en centros médicos, 18 de las cuales han sido hospitalizadas y 12 de ellas se encuentran en estado crítico.

Entre los heridos muy graves se encuentran el piloto y el copiloto, cuyos nombres no han sido revelados.

La empresa Grupo Aeroportuario Centro Norte, que opera la terminal aérea de Durango, ha anticipado que "según versiones preliminares" el accidente pudo haber sido ocasionado por "condiciones climáticas adversas" que prevalecían en la zona. El gobernador del estado está de acuerdo.

El secretario de Comunicaciones y Transportes de México, Gerardo Ruiz Esparza, ha informado de que se ha rescatado con vida a todos los que iban a bordo, sin que de momento haya víctimas mortales.

La aeronave, que cubría la ruta entre Durango y Ciudad de México con el número de vuelo 2431, se desplomó a las 16.00 hora local (21.00 GMT) momentos después de despegar en medio de una tormenta con 99 pasajeros, entre ellos dos menores, y cuatro tripulantes a bordo.

Según HuffPost México, al tratar de abortar el despegue, el avión perdió la pista y se incendió. Equipos de emergencia y de seguridad acudieron a auxiliar a los heridos en el área del accidente, una zona árida cercana al Aeropuerto Guadalupe Victoria de Durango.

"El avión no alcanzó a despegar, lo agarró una corriente muy fuerte", ha declarado a la televisión mexicana un pasajero de unos 60 años que viajaba en primera clase y que fue de los primeros en salir.

Una pasajera que viajaba con su hija dijo que llovía muy fuerte cuando el avión aceleró en la pista y que, cuando logró elevarse, enseguida se sintió una fuerte sacudida.

"El avión se cayó y empezamos a golpearnos (...) Se deslizó un largo tramo, cuando se detuvo me di cuenta de que las maletas se cayeron y el pasillo estaba bloqueado. El incendio empezó pronto, le quité a mi hija el cinturón y salimos por un hueco", ha manifestado.

Varios pasajeros, como ella, pudieron salir del avión por su propio pie. El Sol de Durango ha entrevistado a una superviviente, Jaquelin Flores, que viajaba en la parte delantera y que asegura que aparecieron las primeras llamas nada más despegar y, pese a la lluvia, no cesaron.

"La gente estaba en pánico, iba otra familia con sus tres niños y otro señor que iba todo ensangrentado de la cabeza", ha relatado al diario mexicano. Afirma que los servicios de emergencia tardaron 20 minutos en personarse en el lugar y que la gente que viajaba en la cola estaba atrapada.

El presidente Enrique Peña Nieto ha indicado en Twitter que ha ordenado a las secretarías de Defensa, de Gobernación y de Comunicaciones y Transportes que colaboren en la atención del percance.

Las redes sociales se han llenado de vídeos sobre el suceso y sobre la tremenda tormenta que se vivió en la zona en el momento en que el avión se precipitó al suelo, aunque por el momento se desconocen las causas de lo ocurrido:

Las autoridades han puesto a disposición de la población un teléfono para informarse: