ECONOMÍA
01/08/2018 14:12 CEST | Actualizado 01/08/2018 14:13 CEST

Las ventas en el comercio y la restauración de Barcelona descienden un 30% durante la huelga de taxistas

Según la patronal de comercio Pimec, la huelga da "mala imagen internacional".

Las consecuencias de la huelga de taxistas en Barcelona no han tardado en llegar. Los comercios y los locales han sufrido los parones del sector, con pérdidas económicas en temporada alta.

Las ventas en los sectores del comercio y la restauración de Barcelona han descendido un 30% durante la huelga de taxistas debido al bloqueo de las principales calles de la ciudad, Gran Vía y el Paseo de Gracia. Así lo ha afirmado la patronal de comercio de Pimec en un comunicado.

Esta situación, según la entidad, "pone de manifiesto la mala imagen internacional que está dando la ciudad", y ha alertado de que las protestas de los taxistas "están perjudicando" a los consumidores, a los comerciantes y al sector de la restauración de la ciudad.

EFE

Por este motivo, Pimec ha manifestado la necesidad de encontrar "rápidamente" una solución y se ha posicionado a favor de "un modelo que respete los derechos de los taxistas, pero no por encima de los derechos de los ciudadanos ni de otros colectivos económicos".

Por otro lado, los locales de Barcelona asociados a la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm) han registrado una caída de clientes de entre el 20% y el 35% en función de la zona, ha asegurado Spain Nightlife en un comunicado.

En temporada alta, tal y como están las cosas, no podemos permitirnos el lujo de perder ni un solo cliente

Las caídas de hasta el 35% representan "un dato altamente preocupante para el sector, debido a que es temporada alta y el perjuicio es enorme", ha comentado Spain Nightlife

El presidente de Fecasarm Barcelona, Salva Vilanova, también ha pedido poner fin al conflicto porque está provocando "un daño irreparable al sector del turismo", por lo que ha reclamado soluciones urgentes.

"En temporada alta, tal y como están las cosas, no podemos permitirnos el lujo de perder ni un solo cliente", ha resaltado Vilanova, que ha dicho que las zonas más perjudicadas son el paseo Marítim y la zona alta.

El secretario general de Fecasarm y Spain Nightlife, Joaquim Boadas, ha avisado de que los locales no se pueden permitir esta bajada de clientes, y más cuando tienen contratado todo el personal para temporada alta: "Si el conflicto persiste, locales van a verse obligados a recortar plantilla y va a desembocar en un aumento de paro".

"Cuando se ponga fin al conflicto, la situación no se va a volver a estabilizar hasta pasadas unas semanas, por lo que es necesario que se resuelva urgentemente, o se puede perder toda la temporada", ha advertido Boadas.

El presidente de Fecasarm, de la Asociación del Frente Marítimo de la Barceloneta y directivo de Spain Nightlife, David López, ha alertado de que, 'sin movilidad, Barcelona pierde su principal motor económico, que es el turismo', y de que la situación pone en riesgo la continuidad de centenares de puestos de trabajo.

Los taxistas barceloneses que llevan en huelga desde la semana pasada, esperan acampados en la calle Gran Vía y el paseo de Grácia a que el Ministerio de Fomento tome cartas en el asunto de los vehículos de turismo con Conductor, VTC.

Ya han aprobado en asamblea ofrecer servicios mínimos como un "gesto de buena voluntad" hacia la ciudadanía, a la espera de la decisión del Ministerio de Fomento, que tiene en sus manos la desconvocatoria de la huelga.

Huelga de taxis julio

NOTICIA PATROCINADA