ECONOMÍA
05/08/2018 04:03 CEST | Actualizado 05/08/2018 20:58 CEST

Los permisos de paternidad superan a los de maternidad en los seis primeros meses de 2018

Los permisos de maternidad han retrocedido un 5,48% en los seis primeros meses del año.

Maskot
Getty Images/Maskot
Maskot

Un pequeño paso hacia la igualdad. El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha gestionado más permisos de paternidad que de maternidad en los seis primeros meses de 2018, algo que parecía impensable hace unos años.

En concreto, entre enero y junio, la Seguridad Social ha tramitado 127.661 prestaciones por paternidad, unas trescientas más que de maternidad en el mismo periodo (127.348).

Si se mantiene la tendencia, este 2018 se producirá algo histórico: por primera vez más padres que madres disfrutarán de la prestación tras el nacimiento de un hijo. El año del sorpasso en el largo camino hacia la corresponsabilidad en el trabajo de cuidados.

El dato resulta más sorprendente si se tiene en cuenta que los permisos de maternidad han retrocedido un 5,48% en los seis primeros meses del año, mientras que los de paternidad han aumentado un 4,48%. Esta caída se explica por el descenso del número de nacimientos que se viene produciendo en los últimos años. En 2017 la tasa de natalidad bajó un 6% respecto al año anterior, según el INE. Todavía no existen datos oficiales para 2018.

Los permisos de maternidad han caído un 5,48% y los de paternidad han subido un 4,48%.

KidStock via Getty Images

16 semanas para las madres y 5 para los padres

En la actualidad, el permiso de maternidad reconoce 6 semanas obligatorias y otras 10 semanas voluntarias más que pueden compartirse con el otro progenitor. Aunque esto únicamente ocurrió en el 1,9% de los casos: solo 2.462 permisos de maternidad fueron disfrutados por el padre.

Por su parte, el permiso de paternidad dura 5 semanas, tras su ampliación el pasado 5 de julio con la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Por tanto, los datos del INSS de estos primeros seis meses se refieren a la antigua duración de 4 semanas que ha estado vigente en ese periodo.

La Seguridad Social paga por ambos subsidios el 100% del salario que reciban los progenitores. A nivel presupuestario, el Estado dedicó 730 millones de euros para los permisos de maternidad entre enero y junio de 2018. Para los de paternidad, se destinaron 202 millones de euros.

El Estado dedicó 730 millones para los permisos de maternidad y 202 millones para los de paternidad en el primer semestre.

La ampliación de una semana del permiso de paternidad supone un aumento del gasto de 100 millones al año aproximadamente. Como la entrada en vigor se ha producido en julio, el coste de este ejercicio será de unos 50 millones. Por tanto, el Estado pagará unos 450 millones durante todo 2018 para financiar los permisos de los padres.

Daly and Newton

Un avance progresivo desde 2007

El permiso de paternidad se puso en marcha con la aprobación de la Ley de Igualdad del presidente Zapatero, en marzo de 2007. Tenía una duración de 15 días. Posteriormente, fue ampliado a 4 semanas en 2017, gracias al acuerdo entre PP y Ciudadanos; y, este año, ha aumentado a 5 semanas.

Poco a poco, los padres han asumido que el cuidado de los hijos también es su tarea y han solicitado cada vez más el permiso. Las peticiones de la prestación por paternidad acumulan tres años de incrementos consecutivos, mientras que las de maternidad caen desde 2008, según los datos del Ministerio de Empleo.

La distancia entre las prestaciones de paternidad y maternidad ascendía a casi 80.000 en 2008, que fue el primer año completo en el que los padres contaron con un permiso de 15 días. La diferencia se ha ido reduciendo considerablemente hasta 2017: las madres pidieron 3.696 permisos más que los padres.

Así han evolucionado los permisos de maternidad y paternidad desde la puesta en marcha de los segundos:

Pero, ¿cómo es posible que ocurra esto?

Tener un hijo en España no significa que automáticamente se reciba esta ayuda. Las prestaciones por maternidad y por paternidad son derechos a los que solo pueden acceder los trabajadores dados de alta en la Seguridad Social.

Las personas que no trabajan, viven de la economía sumergida o se encuentran en desempleo y sin prestación no pueden tener esta ayuda. Esto explica la diferencia entre el número de nacimientos que se producen en España (unos 32.000 al mes) y los permisos de maternidad que se tramitan (unos 21.000 al mes).

La exigencia de estar dado de alta también influye en el hecho de que se hayan tramitado más permisos de paternidad que de maternidad en el primer semestre. Siempre ha habido más trabajadores hombres en el sistema que mujeres.

El número de varones afiliados a la Seguridad Social supera en más de un millón y medio al de mujeres. Actualmente hay 10,3 millones de hombres ocupados frente a 8,7 millones de mujeres, según los datos de julio de 2018.

El número de varones afiliados a la Seguridad Social supera en más de un millón y medio al de mujeres.

Que se concedan más permisos de paternidad que de maternidad es algo que tenía que haber ocurrido desde el principio de los tiempos, pero que ha tardado 10 años en llegar. Cuando se implementó la prestación para los varones en 2008, la distancia entre trabajadores de ambos sexos era de 3 millones.

El cambio social que se ha producido en España en los últimos años ha llevado a que cada vez más hombres soliciten el permiso de paternidad después de tener un hijo y a que esta ausencia de un trabajador no sea vista como algo negativo en la empresa.

NurPhoto via Getty Images
Manifestación del 8 de marzo de 2018 en Madrid.

Un futuro igualitario

La existencia de dos permisos diferenciados en función del género es algo que se prevé que cambie pronto. El Congreso ha apoyado recientemente la equiparación de ambos permisos.

Los 342 diputados presentes en el pleno del 26 de junio votaron a favor de la admisión a trámite de la proposición de ley presentada por Unidos Podemos que defendía que ambos progenitores tuvieran derecho a un permiso de 16 semanas, que no pudiera ser cedido y que se recibiera una prestación equivalente al 100% del sueldo.

El texto se basaba en el modelo defendido por la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPIINA), que lucha desde hace años por un permiso parental unificado. Esta misma asociación logró que el Constitucional tenga que debatir y pronunciarse al respecto.

Ojalá que la equiparación llegue pronto.

PPIINA (Twitter)
Representantes de PPiiNA con diputados de Podemos en la escalinata del Congreso.

NOTICIA PATROCINADA