INTERNACIONAL
06/08/2018 19:48 CEST | Actualizado 06/08/2018 19:54 CEST

EEUU impone nuevas sanciones a Irán, aunque Trump dice que está "abierto" a otro acuerdo nuclear

Un gran número de compañías extranjeras ya están reduciendo o cerrando sus negocios y frenando la exportación de sus productos a este país.

El presidente de EEUU, Donald Trump, y el de Irán, Hassan Rohani, en sendas imágenes de archivo.
REUTERS
El presidente de EEUU, Donald Trump, y el de Irán, Hassan Rohani, en sendas imágenes de archivo.

El Gobierno de Estados Unidos confirmó hoy que a medianoche reimpondrá su primera tanda de sanciones a Irán y avisó de que las implementará "por completo", para aumentar la presión económica contra los ayatolás e impedir que sigan financiando "actividades malignas" en la región.

"Este Gobierno tiene intención de hacer cumplir por completo nuestras sanciones en cuanto entren en vigor para presionar económicamente al régimen de Irán, frenar sus actividades malignas y, por último, abrir un nuevo camino que lleve a la prosperidad del pueblo iraní", afirmó hoy un alto funcionario estadounidense.

La reanudación de las sanciones es consecuencia de la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán de 2015 y busca aislar económicamente al Ejecutivo iraní, forzando a compañías extranjeras a que reduzcan o cierren sus negocios en el país persa.

A las 00.01 hora local del martes (seis horas más en la España peninsular), EEUU penalizará de nuevo el comercio de oro, metales preciosos y otros, entre los que se incluye el aluminio y el acero, reimpondrá sanciones al sector automotriz de Irán y prohibirá las transacciones financieras relacionadas con el sistema de ferrocarriles. Asimismo, Washington impedirá que Teherán adquiera dólares estadounidenses e impondrá sanciones a aquellos que compren o faciliten la emisión de deuda soberana iraní.

Esas sanciones fueron levantadas tras la firma del acuerdo nuclear suscrito en julio de 2015 por Irán y el G5+1, integrado por Rusia, China, Reino Unido, Francia, Alemania y Estados Unidos, entonces presidido por Barack Obama (2009-2017), uno de los impulsores de la iniciativa.

En mayo pasado, su sucesor, Donald Trump, se retiró del pacto y anunció la reanudación de las sanciones, cuya primera ronda entra en vigor esta medianoche, mientras que el 4 de noviembre se implementarán el resto, que incluyen la venta de petróleo y las transacciones financieras con el Banco Central de Irán.

Según dijo hoy un alto funcionario estadounidense, unas 100 empresas han anunciado ya su deseo de dejar el mercado iraní, especialmente por la incertidumbre en los sectores energético y financiero. Hasta el momento, las más afectadas son las multinacionales, con grandes intereses en EEUU, como Total, Airbus, Peugeot y Siemens.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Xinhua News Agency/Getty Images
Donald Trump, durante un acto en la Casa Blanca, el pasado 20 de julio.

Y mientras todo esto está por pasar, Donald Trump ha reiterado este lunes que está "abierto" a alcanzar un nuevo acuerdo "más amplio" con Irán, que no se limite a su programa nuclear y que englobe todas "las actividades malignas" de los ayatolás, incluyendo sus actividades en otros países de la región.

"Estoy abierto a alcanzar un acuerdo más amplio que aborde toda la gama de actividades malignas del régimen, incluido su programa de misiles balísticos y su apoyo al terrorismo", afirmó hoy Trump, según recogió la Casa Blanca en un comunicado.

Las reacciones

Como ya ocurriera con el anuncio de Trump de salirse del acuerdo nuclear, hay división de opiniones ante las sanciones. En Europa, enfado; en Israel, aplauso entusiasta. Así, la Unión Europea ha lamentado este restablecimiento de sanciones y ha recordado que, en paralelo, entrará en vigor la respuesta de la Unión para proteger a las empresas europeas de los efectos de esas medidas. Lo indicaron en un comunicado conjunto la alta representante de la UE para Política Exterior, Federica Mogherini, y los ministros de Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian; de Alemania, Heiko Maas, y de Reino Unido, Jeremy Hunt.

La legislación (conocida como "estatuto de bloqueo"), que busca limitar el impacto de las sanciones estadounidenses, se centrará en la conservación y mantenimiento de los canales financieros comunitarios con Irán y en asegurar la exportación de gas y petróleo iraní. La nueva normativa, inicialmente encaminada a apoyar la implementación del acuerdo, incluirá la posibilidad de que las empresas europeas puedan recibir compensaciones por los potenciales perjuicios provocados por las sanciones extraterritoriales de EEUU a raíz de su retirada del acuerdo atómico. Además anulará en territorio comunitario los fallos en tribunales extranjeros basados en dichas sanciones y prohibirá a ciudadanos europeos su cumplimiento.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

Esta revisión del estatuto, lanzada el pasado 6 de junio por la Comisión Europea (CE), entrará en vigor tras dos meses de escrutinio en el Parlamento y el Consejo. En particular, el comunicado asegura que la UE se mantendrá firme en su protección de los actores económicos que hagan negocios con la República Islámica conforme a lo dispuesto por el Consejo de Seguridad de la ONU y el derecho comunitario.

La UE reafirmó asimismo su compromiso para con el acuerdo y sus expectativas de que Irán continúe fiel a las responsabilidades vinculadas al documento pese a la retirada de EEUU. Los firmantes señalaron que seguirán trabajando durante las próximas semanas para que más países puedan suscribirse al acuerdo, cuyo objetivo es asegurar que el programa nuclear de Teherán sea completamente pacífico.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Photothek via Getty Images
Los representantes de Alemania, la UE, Irán, Reino Unido y EEUU, en Viena, a punto de posar para la foto de familia tras el acuerdo nuclear.

Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha felicitado a Trump por el paso dado, "la importante decisión de imponer sanciones a Irán", y ha llamado llamó a los países europeos a seguir sus pasos. El jefe de Gobierno consideró en un vídeo que el restablecimiento de las sanciones al país de los ayatolás "simboliza la determinación de frenar la agresión regional de Irán y sus planes para dotarse de armas nucleares", en "un momento importante para Israel, Estados Unidos, la región y todo el mundo".

El primer ministro insistió en que "es hora de dejar de hablar" y de emprender acciones, que para él "es exactamente lo que hizo EEUU y lo que Europa necesita hacer", por lo que pidió que los Estados europeos "que están hablando de detener a Irán se sumen a este paso".

Las consecuencias

Irán, obviamente, se prepara para el golpe que van a suponer a su ya maltrecha economía las sanciones estadounidenses, que se aplican a partir de mañana. Los efectos de estas sanciones ya se han hecho notar antes de su entrada en vigor, con un gran número de compañías extranjeras reduciendo o cerrando sus negocios en Irán y frenando la exportación de sus productos a este país.

"Estamos en una etapa delicada, pero todo el mundo no está acompañando esas políticas (de EEUU)", aseguró hoy el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, aludiendo a las negociaciones en curso con el resto de firmantes del pacto: Rusia, China, el Reino Unido, Francia y Alemania.

Aunque Zarif subrayó que Irán superará "con dignidad" esta etapa, como ya hizo en otras épocas de sanciones, los temores a una nueva situación de aislamiento han llevado a una fuerte devaluación de la moneda nacional, que ha perdido dos tercios de su valor respecto al dólar en cuatro meses.

De hecho, la adquisición de dólares estadounidenses por parte del Gobierno iraní y la compra de deuda iraní quedan también prohibidas en esta primera tanda de sanciones, que será seguida por otra el próximo noviembre, que afectará al vital sector energético.

El director del grupo iraní para el desarrollo del comercio internacional Syndej, Hasan Tayik, explicó a Efe que las sanciones supondrán en primer lugar "problemas para las transacciones de dinero y para las exportaciones e importaciones de materia prima".

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

Tayik, que trabaja también en el sector de los metales, precisó que la sanción al aluminio, que entra en vigor mañana, provocará "una escalada de los precios", ya que por ejemplo ya una compañía de Corea del Sur ha dejado de venderles este material. En su opinión, por el momento solo se siente "un 20%" del efecto de las sanciones, que -lamentó- "tendrán consecuencias devastadoras".

Se encontrarán vías para sortear las sanciones pero todo va a ser muy difícil y lento (...). Si hay suerte, países como China o Turquía permanecerán a nuestro lado y podremos importar productos a través de ellos

"Se encontrarán vías para sortear las sanciones pero todo va a ser muy difícil y lento (...). Si hay suerte, países como China o Turquía permanecerán a nuestro lado y podremos importar productos a través de ellos", comentó.

El empresario se mostró poco confiado en las actuales negociaciones del Gobierno iraní con Europa para que mantenga sus inversiones y salvar así el acuerdo nuclear, del que Teherán ha amenazado con retirarse si no obtiene sus beneficios económicos.

Las autoridades iraníes consideran que las medidas impulsadas, por ejemplo, por la UE no son suficientes, pero mantienen los canales de comunicación abiertos para ver si al menos se garantizan algunas transacciones financieras y las exportaciones petroleras, y se instalan en el país pequeñas y medianas empresas.

Hasta el momento las más afectadas son las multinacionales, con grandes intereses en EEUU, siendo los fabricantes automovilísticos y aeronáuticos los primeros afectados por esta tanda de sanciones.

Para muchos, la única solución pasa por llegar a un nuevo acuerdo con EEUU. Trump se ha mostrado abierto a negociar pero, como aseveró hoy Zarif, Irán no confía en esas propuestas de "propaganda".

QUERRÁS VER ESTO

¿Qué ha dicho Trump del acuerdo nuclear con Irán?

Acuerdo Occidente-Irán sobre el programa nuclear de Teherán

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Trump desoye al mundo y rompe el acuerdo nuclear con Irán

- La iracunda amenaza de Trump a Irán: "Sufrirás las consecuencias como pocos han sufrido"

- Israel, la influencia esencial para que Trump abandone el pacto nuclear con Irán

- Europa se planta ante Trump y trata de mantener vivo el pacto nuclear con Irán


NOTICIA PATROCINADA