NOTICIAS
06/08/2018 13:10 CEST | Actualizado 06/08/2018 16:03 CEST

Una escultura de la fachada de Praterías de la Catedral de Santiago amanece pintada con bigotes

Y la palabra Kiss, por el grupo musical.

EFE

Una escultura situada en la fachada románica de Praterías de la Catedral de Santiago de Compostela ha sufrido un acto vandálico con una pintada.

La figura ha amanecido este lunes con la palabra Kiss escrita en azul y unos bigotes pintados a emulación de uno de los miembros de este grupo de rock.

Todo ello, mientras la Catedral de Santiago acumula años de diversas obras de restauración. Recientemente se han retirado los andamios de la fachada de la Praza do Obradoiro y se han abierto al público de nuevo las visitas al Pórtico da Gloria.

El autor de la pintada se enfrenta a una multa de entre 6.000 y 150.000 euros, según las sanciones que establece la Ley de Patrimonio de la Xunta de Galicia. "Se aplicará con toda contundencia la Ley de Patrimonio", ha afirmado hoy el conselleiro de Cultura del Gobierno gallego, Román Rodríguez, que compareció ante los periodistas junto con el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, y el director de la Fundación Catedral, Daniel Lorenzo.

Las autoridades procederán al visionado de las cintas de las cámaras que existen en este entorno del casco histórico de la capital de Galicia para tratar de identificar al autor del grafiti en una de las figuras de mármol de la puerta de Platerías, la única de estilo románico que conserva la catedral.

Daniel Lorenzo, director de la Fundación Catedral, explicó que el daño causado en la figura no parece grave y que podrá ser eliminado esta misma tarde. "Estimamos que, después de los estudios que hicimos con los técnicos de la Dirección General de Patrimonio y nuestros propios restauradores, con los equipos que tenemos en estos momentos en la catedral, con láseres de última generación podremos limpiar el daño esta tarde", ha asegurado.

Ayuntamiento Santiago

Un atentado cultural

El titular de Cultura dela Xunta de Galicia ha calificado el acto como "un auténtico atentado cultural" y "una barrabasada", y ha explicado que las fuerzas y cuerpo de seguridad ya se encuentran revisando las grabaciones de las cámaras de vigilancia para intentar identificar al autor.

Por su parte, el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, ha mostrado su rechazo al daño que ha sufrido la pieza del siglo XII y afirmó que la ciudad es "una ciudad patrimonio de la humanidad terriblemente tolerante, pero hoy aquí lanzamos un mensaje de que delante de este tipo de actuaciones somos intolerantes".

Daniel Lorenzo, Roman Rodríguez y Martiño Noriega han solicitado "civismo" y han apelado a la importancia de "concienciar a todo el mundo de la importancia de la preservación del patrimonio".

La plaza de Platerías, donde se ubica la escultura dañada, debe su nombre a los talleres de orfebres situados desde la Edad Media en los bajos asoportalados del claustro.

EL HUFFPOST PARA 'MATAR O MORIR'