INTERNACIONAL
08/08/2018 05:18 CEST | Actualizado 08/08/2018 05:18 CEST

El Gobierno venezolano detiene a un diputado como "uno de los responsables" del atentado contra Maduro

"Uno de los más locos y psicópatas que existe en la oposición".

El diputado venezolano de la Asamblea Nacional Juan Requesens ha sido detenido por funcionarios del servicio de inteligencia del Estado (Sebin) después de que el presidente, Nicolás Maduro, lo señalara como "uno de los responsables" del atentado que sufrió el sábado.

El partido opositor Primero Justicia ha denunciado en Twitter el "secuestro" del parlamentario que milita en sus filas, que fue detenido en una urbanización del este de Caracas por "14 funcionarios" y "a golpes".

La formación ha publicado un vídeo de una cámara de seguridad en la que se observa al diputado junto a su hermana, Rafaela Requesens, que es presidenta de la Federación de Centros de Estudiantes de la Universidad Central de Venezuela, cuando son conducidos por los funcionarios.

Mientras eso sucedía, Maduro adelantaba detalles de la investigación del atentado que sufrió durante un acto militar el fin de semana y aseguraba que "se están produciendo allanamientos en este momento para capturar a otro grupo".

Maduro ha apuntado que el diputado Requesens, a quien señaló como "uno de los más locos y psicópatas que existe en la oposición", fue "referido por uno de los autores materiales" del ataque en su contra.

Según Maduro, "todas las declaraciones apuntan a Julio Borges"

Según el presidente de Venezuela, "todas las declaraciones apuntan a Julio Borges, quien vive en una mansión en Bogotá amparado por el gobierno saliente de Colombia". Según Maduro, tanto él como Requesens llamaron "a que se diera una invasión del Ejército de Estados Unidos que ocupara Venezuela".

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, ha indicado que ese se discutirá mañana como único punto el "allanamiento de la inmunidad parlamentaria a diputados implicados en el magnicidio en grado de frustración".

El Gobierno venezolano ha difundido varios vídeos que ha presentado como pruebas del atentado. "Se les ofreció pagar 50 millones de dólares y estadía en EEUU", dice la voz que los narra sobre los autores.

Según el Gobierno venezolano, los CULPABLES del atentado "recibieron entrenamiento sobre el manejo de drones y explosivos en una granja llamada Atalanta" en el municipio Chinácota, departamento de Norte de Santander (Colombia), "desde abril hasta finales del mes de junio de 2018".