VIRALES
07/08/2018 13:05 CEST | Actualizado 07/08/2018 13:06 CEST

Polémica en Colombia por la posibilidad de un exorcismo en el palacio presidencial

Un sacerdote dice que el nuevo presidente Duque le había pedido limpiar su oficina... y las redes se vuelven locas.

El nuevo presidente colombiano, Iván Duque, el pasado 27 de julio en el Festival Naranja de Bogotá.
AFP/Getty Images
El nuevo presidente colombiano, Iván Duque, el pasado 27 de julio en el Festival Naranja de Bogotá.

Este martes, Iván Duque tomará posesión como presidente de Colombia, en sustitución de Juan Manuel Santos. Más allá de las acusaciones de Venezuela de que fue en Bogotá donde se forjó el atentado contra Nicolás Maduro, las dudas sobre si el nuevo mandatario respetará los acuerdos con las FARC o sus medias económicas y contra el narco, de lo que se habla en estas horas previas es de un exorcismo: el que supuestamente ha pedido el uribista en el palacio presidencial, antes de entrar a trabajar en él. ¿Ha pedido una limpieza de espíritus y malas vibraciones el nuevo Gobierno? Parece que no, pero buena se ha liado en el país hasta aclararlo...

Toda la polémica comenzó, cuenta la BBC, cuando un conocido sacerdote local llamado Jesús Hernán Orjuela (conocido como el Padre Chucho), aseguró que el presidente electo Duque y Marta Lucía Ramírez, su vicepresidenta, le habían pedido exorcizar las oficinas que ahora van ocupar en la Casa de Nariño, como se conoce al palacio presidencial. "Quieren servir con amor y sacar todas las cosas que no sean buenas, odios, rencores que polarizan a un país", sostuvo inicialmente. Al hacer el anuncio, confirmó que contaba incluso con el permiso del obispo de la zona. Cuando se le preguntó si creía que había demonios en el palacio, dijo: "Iré allí esta tarde y luego te diré cuántos demonios encontré".

Sus declaraciones acabaron generando una enorme indignación en las redes sociales, incluyendo las de los partidos de la oposición, que denunciaban que la primera medida de Duque fuera "algo ridículo", "una locura", "propio de un iluminado"... Muy recordada ha sido la afirmación que Duque hizo en campaña, cuando avanzó que no quería vivir en la Casa de Nariño, aunque luego cambió de parecer. ¿Por qué lo dijo? ¿Qué pasa en ese edificio?, se preguntaban los que dejaban de lado la pelea política.

Poco después, el sacerdote -que es famoso por haber dirigido un programa de televisión matutino-, se desdijo a través de un vídeo colgado en Twitter, en el que niega que le haya llegado petición alguna del presidente o la vicepresidenta y que si acude al palacio será, como siempre lo hace, llevando consigo "el abrazo de Dios".

Este lunes, en entrevista con la emisora W Radio, Orjuela pidió disculpas si había herido a alguien con sus primeras declaraciones. Con las horas, el sacerdote ha ido afinando su nueva versión, diciendo que había recibido una llamada para pedir "una bendición" para el palacio y su nuevo tiempo, pero que no sabe quién fue quien le contactó. "Recibo llamadas de muchas personas, me pidieron un favor. Alguien me llamó que les mandara la bendición y yo se la mandé desde mi santuario", afirmó, según el diario El Tiempo.

Vistas las idas y venidas, el caso ha sido motivo de mofa en Colombia, donde se han publicado numerosos chistes y meses al respecto, desde extractos de la mítica película de 1973 hasta imágenes de consejos de ministros acompañados de demonios y fantasmas.

Seguro que el discurso de la toma de posesión acaba con esta serpiente de verano...

QUERRÁS VER ESTO

¿Quién es Iván Duque?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El uribista Iván Duque gana las elecciones presidenciales en Colombia

- Colombia elige al sucesor de Juan Manuel Santos

- Elecciones en Colombia: la esperanza en lo último que se pierde

EL HUFFPOST PARA 'MATAR O MORIR'