NOTICIAS
07/08/2018 09:31 CEST | Actualizado 07/08/2018 17:11 CEST

Un incendio de Llutxent (Valencia) calcina 1.500 hectáreas

Su origen apunta a un rayo.

El incendio forestal que desde la tarde de este lunes afecta a Llutxent, a 80 kilómetros al sur de Valencia, ha afectado ya 1.500 hectáreas y todo apunta a que su origen fue un rayo, según ha indicado a Efe el director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Generalitat, José María Ángel.

Durante la noche el incendio, que ha obligado a desalojar a 2.500 personas, ha evolucionado de forma lenta y se espera una evolución favorable en las próximas horas si el viento se mantiene en calma, ha manifestado Ángel.

Más de veinte efectivos terrestres han permanecido trabajando en las labores de extinción esta noche y a partir de las 7.30 horas se han ido incorporando los medios aéreos a la lucha contra el fuego, para descargar agua en las zonas más complicadas.

En el lugar del incendio están trabajando 25 medios aéreos, además de ocho unidades de Bomberos Forestales de la Generalitat, cinco autobombas, ocho brigadas de la Diputación, cinco dotaciones del Consorcio de Bomberos y seiscientos agentes forestales, bomberos y militares.


Por su parte, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha enviado cuatro aviones anfibios y tres helicópteros así como una Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales en el marco del amplio dispositivo de medios aéreos y humanos para apoyar a la Comunidad Valenciana en la lucha contra el incendio declarado en Llutxent (Valencia).

2.500 personas desalojadas

Las personas desalojadas como consecuencia de este incendio, 2.500, son de La Drova, en el municipio de Barx, y en las urbanizaciones de Montesol y Montepino, entre ellas, los ancianos del Centro Sociosanitario Mondúver, de los cuales varios necesitaron movilización especial, al estar encamados.

El Ayuntamiento de Gandia ha organizado el realojo de 182 personas para evitar inhalaciones de humo, puesto que las llamas no llegaron a ninguna casa y tampoco se ha tenido que atender sanitariamente a ninguna persona.

Del total de las 182 personas, 96 (muchos de ellos franceses de las urbanizaciones Montepino, Montesol y la Drova) han sido realojados en siete hoteles, además del camping la Alquería, el albergue del Club Náutico y la residencia Visoren.

La alcaldesa Diana Morant Ripoll ha agradecido al sector hotelero de la ciudad la acogida, habilitar espacios comunes a sus instalaciones y por dar "todas las facilidades posibles". "Se han volcado completamente ante una situación de emergencia y crítica como la que vivimos ayer, y esto hay que ponerlo en valor. Del mismo modo, felicito tanto al equipo de Turismo como el equipo de dirección de la residencia por su dedicación y trabajo en estos momentos tan complicados", ha dicho.

También ha querido felicitar a la Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Local, Protección Civil, Cruz Roja y los voluntarios "por una ejemplar coordinación y por todos los esfuerzos y toda la tarea realizada desde el primer momento en que se determinó que, por prevención debido al humo, se debía desalojar la gente de las urbanizaciones de la Drova, Montepino, Montesol y la Rochera y de la residencia de la tercera edad Mondúver".

La temperatura sigue muy alta

Según ha informado a EFE el director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Generalitat Valenciana, José María Ángel, la temperatura en la zona sigue muy alta, 37 grados, y sopla el viento, por lo que se espera que las condiciones ambientales cambien para que mejore la evolución del fuego.

El teléfono de Emergencias de la Generalitat 112 ha recibido desde las 15 horas de ayer, cuando comenzó el incendio, 379 llamadas relacionadas con el incendio de Llutxent.

José María Ángel ha recordado que ayer había temperaturas muy altas de 40 grados y viento superior a 40 km/h y un cambio en la dirección del viento dirigió el humo hacia el municipio de Pinet.

Incendio en Llutxent