INTERNACIONAL
09/08/2018 03:02 CEST | Actualizado 09/08/2018 05:34 CEST

Más 100.000 evacuados y más de 250 vuelos cancelados en Japón por el tifón Shanshan

El país encadena desastres climáticos desde julio.

Una japonesa pelea contra los fuertes vientos de Shanshan, que le han roto su paraguas.
Toru Hanai / Reuters
Una japonesa pelea contra los fuertes vientos de Shanshan, que le han roto su paraguas.

El tifón Shanshan avanza con fuerza hacia Tokio, capital de Japón, lo que ha obligado a las autoridades niponas a emitir alertas de evacuación para más de 100.000 personas y a cancelar más de 250 vuelos.

La Agencia Meteorológica de Japón ha informado de que el decimotercer ciclón de la temporada en el Pacífico, Shanshan, avanzaba este jueves sobre la prefectura de Ibaraki (al nordeste de Tokio), a las 09.00 hora local (00.00 GMT) y se dirigía hacia el norte a 15 kilómetros por hora.

El tifón podría descargar hasta 300 milímetros de agua y ráfagas de hasta 180 kilómetros por hora en la capital nipona y sus alrededores en las próximas 24 horas. Aunque todavía no hay informes de daños, este miércoles cuatro personas resultaron heridas.

Así las cosas, la ciudad de Mobara, al este de Tokio, ha emitido una alerta de evacuación para toda su población, unas 90.000 personas. Otras localidades cercanas a la capital japonesa han lanzado avisos similares, por lo que el número de damnificados es de más de 100.000 personas, de acuerdo con la NHK.

Además, la cadena pública de Japón ha informado de que más de 250 vuelos han tenido que ser cancelados a la espera de que pase Shanshan. La compañía ferroviaria East Japan Railways ha advertido de que la circulación de algunos trenes se verá interrumpida en determinados trayectos.

Hasta la madrugada del viernes se espera que el tifón descargue 157 milímetros de lluvia en algunas zonas de Saitama (al norte de Tokio), y 127,5 milímetros en la ciudad de Fukushima. Las autoridades recomiendan precaución ante las mareas y olas altas y las ráfagas de vientos durante las siguientes 24 horas.

Japón ha sufrido un desastre climático tras otro desde julio, con unas inundaciones que han dejado cerca de 180 muertos y una ola de calor con temperaturas récord que se ha cobrado 132 vidas.

NOTICIA PATROCINADA